A días de haber comenzado su gira por España y tras llenar el estadio Santiago Bernabéu en dos citas seguidas con 50.000 personas por día, Luis Miguel subió al escenario no solo un repertorio de sus temas más emblemáticos ante miles de fanáticos, sino también un estilo impecable que se ha convertido en parte de la identidad del autor.

“Es uno de los artistas con un sello estético más definido e identificable, siempre sobrio, pero favorecido y elegante”, explica el estilista Alberto del Sol sobre la guía de estilo e indumentaria del astro mexicano, que “siempre acorde a su época y edad” sabe subirse al escenario ataviado con prendas que acompañan el espectáculo sin eclipsarlo.

Lee también: Incendio en California amenaza Neverland, el que fuera el rancho de Michael Jackson, y obliga a evacuaciones masivas

El artista, según incide el estilista, “sabe que su vestimenta no debe eclipsar su actuación y su chorro de voz, algo que además no le hace falta, al contar con un espectáculo que es bueno sin necesitar florituras”, apunta sobre las claves de estilo minimal en las que suele enfundarse el apodado ‘Sol de México’.

Una estética que la generación Z replica en redes sociales

Fue en 1987 cuando despegaban los primeros temas del artista con proyección internacional. ‘Soy como quiero ser’, ‘Cuando calienta el sol’ o ‘Ahora te puedes marchar’ son algunos de los temas que desde entonces se convertirían en himnos del artista más allá del paso del tiempo y del lanzamiento de nuevos cortes.

El cantante mexicano Luis Miguel durante el concierto ofrecido el 3 de julio en el Navarra Arena de Pamplona. Foto: EFE – Villar López

Entonces, el joven artista, que por poco rozaba la mayoría de edad, ya marcaba unas pautas de estilo que en pleno 2024 vuelven a ser tendencia copando redes sociales como TikTok, donde creadores de contenido dan las claves para replicar la estética de ‘Micky’ en sus vídeos.

Vaqueros amplios, camisetas básicas y muy holgadas y el denominado mullet (corte de pelo que deja más volumen en la parte superior de la cabeza y mantiene los laterales más cortos) se convertían en la indumentaria preferida por `el Sol de México que, en aquel entonces, comenzaba su trayectoria como ídolo de masas adolescente.

Una moda que va y viene

“Está claro que las modas son cíclicas, pero en este caso el peso del propio personaje también juega un papel esencial”, agrega sobre este fenómeno, que podría ir vinculado al éxito de la serie biográfica del cantante, que llegaba a la plataforma Netflix en 2021 tras ser aprobada por los biógrafos del artista y con un cameo del propio Luis Miguel.

Fue esta serie la responsable de acercar al `Sol de México´ a una audiencia mucho más joven que, en las dos noches en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, formaba parte de un grupo heterogéneo que vitoreaba sus canciones, incluso las pertenecientes a los primeros años y que se enfundaba en estilismos acordes a los del cantante

“El mullet es un corte de pelo que es tremendamente juvenil y suele favorecer, tiene ese aire rebelde que es el mismo que se respiraba en los vídeos de juventud del artista, siempre enamorado luchando contra alguna situación”, añade el estilista.

El traje negro, un básico atemporal

Desde que el artista llegara a la treintena, coincidiendo con la etapa que algunos expertos califican como su mejor fase vocal, Luis Miguel comenzó a dar sus conciertos enfundado en trajes, siempre con una misma estructura marcada: Bicolor con camisa blanca y traje rigurosamente negro, un tándem más formal.

“Son muchos los artistas que necesitan cambiar bruscamente su imagen al comenzar otra etapa, y es normal: Si las canciones apuntan hacia una nueva madurez y cambio de registro, la imagen debe ir de la mano con esto”, señala del Sol.

Luis Miguel llenó dos días el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. Foto: EFE – Víctor Lerena

Así es como las prendas básicas y las camisas abiertas y estampadas abrieron el camino a una imagen mucho más formal y seria. “Es la primera aproximación al Luis Miguel actual, con prendas que siempre son acertadas, pero huyen de lo excéntrico”.

Con pajarita o corbata, el artista acompaña esta estética con un cabello recortado y pulcramente peinado hacia atrás. “Ya no es un niño rebelde que sufre por desamor, sino un hombre con pasiones mucho más profundas y complicadas que va camino de encumbrarse como rey de los boleros”.

Todo al negro y México en la piel

Si en ocasiones se decanta por el traje en dos colores, todos sus conciertos llegan a su punto álgido de la mano de ‘La bikina’, emblemática ranchera que publicó en el año 2000 y que se ha convertido en uno de los temas más conocidos del artista, siempre rodeado de su grupo de mariachis.

Esta ranchera, compuesta por Rubén Fuentes en 1964, se convertiría en el tema más esperado de los asistentes a los conciertos de Luis Miguel, además de ser una de las canciones más reversionadas o citadas en programas musicales, como el formato televisivo ‘Operación Triunfo’.

Si durante una época el propio Luis Miguel se enfundaba en el traje tradicional mariachi; ceñido, entallado, con camisa, botines, y pantalones rematados con ornamentos en ambas costuras, el artista simplificó este vestuario hacia dos piezas negras en raso, camisa y pantalón que en ocasiones acompaña con un chaleco en misma textura.
Esta se ha convertido en una de las imágenes más emblemáticas del `Sol de México´, “siempre elegante al optar por una sastrería de muy buenos patrones”, resalta sobre estas tres piezas, que suele lucir en la parte final de sus conciertos y también en sesiones de fotos.

Comodidad y lujo silencioso en el día a día

El fotógrafo Apolo Contreras retrataba en Instagram la salida del autor del concierto junto a su pareja Paloma Cuevas, en vídeos en los que el cantante bajaba del coche a la salida del Bernabéu para saludar con cariño a su público enfundado en una camiseta de manga corta y un pantalón vaquero.

“En su día a día también sigue un estilo muy minimal y por lo general es complicado verle luciendo estampados o prendas arriesgadas”, apunta el estilista sobre las salidas diarias del `Sol de México´, en las que opta “por prendas básicas y desenfadadas” que combina con grandes gafas de sol y gorras.

“Con este tipo de atuendos también consigue tener una imagen discreta”, señala sobre esta indumentaria, propia de la cuidada vida privada del autor, que en ocasiones se deja ver cenando con amigos, pareja o su hija, la influyente Michelle Salas.