La noche del lunes el exfutbolista Marco Pappa fue ligado a proceso por el delito de violencia contra la mujer; por tal motivo fue enviado a prisión preventiva a Mariscal Zavala. Este es el tercer proceso penal de Pappa por el mismo delito.

El exfutbolista estaba prófugo desde el pasado 4 de agosto cuando un juzgado de femicidio giró la orden para detenerlo por su vinculación en un caso de violencia contra la mujer.

Lee también: Junta directiva del Congreso continúa atrasando la elección de cortes

Dicho proceso se encuentra bajo reserva, pero se sabe que fue denunciado por Andrea Aparicio, su expareja sentimental.

El caso inició el 26 de julio pasado cuando Pappa fue capturado por la Policía Nacional Civil -PNC- en las afueras de un condominio en la zona 16. Según el reporte fue “sorprendido flagrantemente cuando oloroso a licor escandalizaba en la vía pública”. Aparicio se encontraba con Pappa y denunció a los agentes policiales ser víctima de maltrato físico.

Ese día fue detenido Marco Pappa, pero una jueza dictó falta de mérito y lo dejó en libertad. Por este motivo el Ministerio Público -MP- trasladó el caso a un juzgado de femicidio.

Marco Pappa ya fue condenado por violencia contra la mujer

El 7 de enero del presente año el juzgado de Femicidio de Quetzaltenango condenó a Marco Pappa por violencia contra la mujer a cinco años conmutables a razón de Q5 diarios. En ese caso el exfutbolista aceptó el delito y pidió un proceso abreviado.

La entonces pareja de Marco Pappa denunció que el 24 de enero de 2019 ambos estaban en Quetzaltenango; el ex seleccionado nacional pretendía salir en estado de ebriedad. La mujer lo intentó detener y por eso Pappa la golpeó y pateó en reiteradas ocasiones.

En junio de 2018 también fue condenado a cinco años conmutables por el delito de violencia contra la mujer en su manifestación física en el ámbito privado por agredir a su entonces pareja Francesca Kennedy.

EntreCultura 146

Ciudades

Nacional