Las autoridades alemanas informaron de que existen nuevas pruebas que apuntan a más de 30 mil posibles sospechosos en una red de abuso sexual a menores; el caso se conoció el pasado octubre en la localidad de Bergisch Gladbach.

La Oficina Central de Ciberdelitos -ZAC-, ubicada en Renania del Norte-Westfalia investiga en base a las conclusiones sólo del equipo de investigación encargado del caso en torno a Bergisch Gladbach.

Lee también: Muere un hombre baleado durante una protesta contra racismo en Estados Unidos

“Más de, y espero que estén sentados, 30 mil sospechosos desconocidos”, dijo el ministro de Justicia de ese estado federado, Peter Biesenbach.

En una rueda de prensa, el ministro se mostró consternado; además admitió que “no imaginaba ni de lejos la dimensión que tienen los abusos a menores en la red”.

Los delitos que se investigan van desde la difusión y posesión de pornografía infantil hasta hechos concretos de abusos contra menores, precisó.

[tweet https://twitter.com/ReportoCA/status/1277623013396135936 align=’center’]

Los expertos de la ZAC tratan ahora de establecer la identidad que se esconde detrás de los pseudónimos que de forma anónima participan en los chats y foros para intercambiar consejos sobre cómo abusar de menores.

Abuso a menores en Alemania bajo exhaustiva investigación

Según el fiscal Markus Hartmann, de la ZAC, la prioridad es abordar los indicios sobre abusos a menores con el fin de frenar posibles delitos que aún se estén llevando a cabo. Después los casos de difusión de pornografía infantil, para lo cual se ha creado un grupo de trabajo de expertos en ciberdelitos, informó la radiotelevisión pública regional WDR.

Está previsto que el 10 de agosto comience el juicio contra el principal acusado de esta red de abusos; en las que los sospechosos abusaron en parte de sus propios hijos e intercambiaron imágenes de los hechos.

[tweet https://twitter.com/sumariumcom/status/1268374019738406912 align=’center’]

El hombre, de 43 años y acusado de “abusos sexuales graves contra menores”, fue detenido en otoño pasado. La policía le incautó un amplio material incriminatorio que llevó a abrir una investigación contra casi treinta sospechosos en toda Alemania.

La Fiscalía asume que el acusado cometió abusos graves alrededor de setenta veces contra su hija. Estos habrían comenzado cuando la menor tenía tan solo tres meses.

Uno de los acusados fue condenado recientemente a diez años de prisión e internamiento permanente en una clínica psiquiátrica. Además actualmente hay un juicio abierto contra otros dos.

 

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades