Mattel Inc., la empresa estadounidense dedicada a la fabricación de juguetes, ha lanzado una versión de su popular muñeca Barbie con síndrome de Down para, según explica la compañía, celebrar la “diversidad”.

“¡Conoce a la primera muñeca Barbie con síndrome de Down! Barbie se ha asociado con la National Down Syndrome Society para diseñar una muñeca. Esta celebra la diversidad que caracteriza a esta comunidad”, anuncia la compañía.

Lee también: McDonald’s conmemora el Día del Síndrome de Down promoviendo la contratación de personas con habilidades distintas

La nueva muñeca, que la empresa ya comercializa en su página web, pertenece a la serie Barbie Fashionista. Ofrece “un sinfín de posibilidades para contar historias y jugar con la moda. Con esta gama de muñecas inclusivas, los más pequeños pueden ver lo divertido que es expresar su personalidad a través de la moda”, explica Mattel.

La muñeca, que según Mattel la supervisó un profesional médico, presenta un rostro redondeado. Tiene orejas pequeñas y ojos ligeramente inclinados en forma de almendra. Mientras que el cuerpo es más corto y su torso más largo.

Sobre la Barbie con Síndrome de Down

Diseñada para “expresar el mundo en el que viven los niños y las niñas, esta variada colección de Barbie Fashionistas incorpora estilos (de atuendos) vibrantes y modernos para imaginar una infinidad de historias”.

Se han añadido símbolos significativos a su ropa, como las mariposas, representativas del síndrome de Down, y la paleta de colores en azul y amarillo, para concienciar sobre esta condición.

La empresa explica que su colgante rosa tiene tres flechas. Una representación de la tercera copia del cromosoma 21 que tienen las personas con síndrome de Down. Están apuntando hacia fuera para simbolizar la acción de levantarse y seguir adelante.

Este síndrome es una afección genética causada por tener un cromosoma 21 de más y puede provocar retrasos del crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje, en diferentes niveles.

La muñeca Barbie fue lanzada por primera vez en una Feria Internacional del Juguete de Nueva York el 9 de marzo de 1959 a través de la empresa que todavía la comercializa en todo el mundo.