Miles de personas de distintas poblaciones de Croacia siguen durmiendo en sus carros o el piso; aunque cada vez más se alojan en viviendas prefabricadas. Esto debido a que sus casas fueron destruidas o dañadas por el terremoto del 29 de diciembre.

El sismo, de 6,2 grados Richter y con epicentro en la ciudad de Petrinja, en la Croacia Central, causó 7 muertos; además dejó 26 heridos y miles de casas destruidas o dañadas.

Lee también: Escándalo para Donald Trump, una grabación muestra que intentó alterar las elecciones

Los constantes sismos menores que siguieron al del martes dificultan la situación por el miedo que generan. Este mismo lunes se registró uno de 4,2 grados a las 7:49, hora local.

Ayer perdió la vida un voluntario cuando cayó del tejado que reparaba en Petrinja; mientras que seis bomberos sufrieron lesiones en diversos accidentes en las tareas de desescombro.

Croacia sufre las secuelas del terremoto

Según informó la pasada noche el presidente de la región afectada, Ivan Zinic, ya llegaron 250 instalaciones de alojamiento provisional, pero se necesitan unas 1 mil 500 más.

Los ciudadanos de la zona han presentado hasta ahora unas 9 mil solicitudes para la reconstrucción o reparación de sus hogares.

“Habíamos pasado varias noches en el coche y esto ahora es genial, he renacido”, explicó uno de los afectados al diario “Jutarnji list” tras alojarse en un contenedor que sirve de vivienda temporal y que fue donado por Austria.

Cerca de 1 mil personas fueron alojadas en centros públicos habilitados, pero la mayoría de los habitantes, entre ellos muchos agricultores y ganaderos, no quisieron abandonar sus hogares por miedo a perder sus posesiones.

“Estamos muy contentos. Hay calefacción, ducha, dos habitaciones”, comentó para la televisión regional N1 Maja Cvetnic, cuya casa en el centro de Petrinja quedó destruida.

EntreCultura 150

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.