La ministra de Salud, Amelia Flores dijo que no se usaron en pacientes las pruebas falsas que fueron compradas. La empresa Kron Científica e Industrial, Sociedad Anónima vendió 30 mil pruebas falsas para de detectar el COVID-19 a la cartera de salud por más de Q7 millones.

“En esos dos lugares -hospitales de Huehuetenango y Chimaltenango- tenemos a dos biólogos y ellos probaron las mismas y se dieron cuenta que no reaccionaban. Fue así como ellos no aplicaron las pruebas a ningún paciente porque como expertos detectaron que no reaccionaban”, dijo Flores.

Lee también: Salud detecta las anomalías en la compra de pruebas falsas de COVID-19

La funcionaria agregó que después de que los biólogos de esos hospitales detectaron errores en las pruebas, las enviaron al Laboratorio Nacional de Salud. En ese lugar también se evaluaron las pruebas y se corroboraron que no servían, es decir, que era falsas.

Comisión Presidencial Contra la Corrupción no investigó compra de pruebas

El 26 de enero la ministra de Salud, Amelia flores informó a Óscar Dávila de la Comisión Presidencial Contra la Corrupción sobre las anomalías detectadas. Sin embargo, a la fecha dicha instancia de la presidencia no ha presentado alguna denuncia penal ante el Ministerio Público y por eso fue que la ministra presentó la demanda ante la fiscalía.

Flores pidió que se investigue a Juan Pablo Arocha Urbin y a Luis Alfredo Arocha Bermúdez, representantes de la empresa Kron Científica e Industrial Sociedad Anónima. También que se determine si hubo participación de Ronaldo Estrada Rivera, exfuncionario de Salud y actual viceministro de Cultura y Deportes, por haber firmado el contrato de compra.

La denuncia del Ministerio de Salud fue interpuesta el lunes 15 de febrero y fue revelada por la agencia Associated Press.

EntreCultura 152

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.