La Laver Cup será la última oportunidad de ver a Roger Federer disputar un partido profesional. Y lo hará junto a su amigo y rival Rafael Nadal, quien ha acudido desde Manacor para hacer más dulce y especial la despedida de uno de los mejores tenistas de la historia.

Suizo y español formarán pareja en un histórico partido de dobles este viernes por la noche, en el que se medirán a los estadounidenses Jack Sock y Frances Tiafoe. Los rivales son lo de menos, lo importante y lo que atrae y seduce al deporte es la posibilidad de ver una vez más a Nadal y Federer juntos sobre una pista de tenis.

Lee también: Federer anuncia el final de su carrera

No será inédito, puesto que ambos ya disputaron un dobles, con Sock y Sam Querrey de por medio, en el pistoletazo de salida de la Laver Cup en Praga 2017. Ese encuentro dejó imágenes históricas, de Federer y Nadal abrazados, celebrando juntos, saltando de alegría, y que aún persisten en la memoria colectiva.

Este jueves, en el O2, ambos resaltaron la importancia de que estos momentos ocurran con más frecuencia en el mundo del deporte.

“Va a ser superespecial jugar con Rafa. Que tengamos una última oportunidad de hacerlo es algo maravilloso”, comentó Federer, presente este jueves en la rueda de prensa del equipo europeo.

En la silla de al lado estuvo Nadal, recién llegado de Manacor. Se entrenó por última vez antes de coger esta mañana un avión con destino a Londres. El balear apenas tuvo tiempo de aterrizar, antes de salir pitando al O2 para estar con sus compañeros. “Les doy las gracias por haberme esperado”, dijo Nadal, que destacó lo que significa estar mañana al lado de Federer.

“Ser parte de este momento histórico va a ser inolvidable para mí. Estoy muy emocionado, espero poder jugar bien, crear un buen ambiente y ganar el partido. Estar al lado de Roger una vez más es algo que espero con muchas ganas y me hace muy feliz”, añadió el manacorense.

Nadal acompaña el último partido de dobles en la carrera de Roger Federer

De momento, este dobles es el único partido que Nadal tiene programado en la Laver Cup. Será su primera aparición en la pista después de su derrota en los octavos de final del US Open ante Tiafoe, ante la incógnita de qué más jugará hasta final de temporada por el nacimiento de su primer hijo en las próximas semanas.

El duelo de Federer y Nadal será el que cierre la primera jornada de la Laver este viernes en el turno de noche. Antes del encuentro más esperado del día, y de todo el torneo, el noruego Casper Ruud y Sock iniciarán la contienda entre el equipo europeo y el del Resto del Mundo. Les seguirán los choques entre el griego Stefanos Tsitsipas y el argentino Diego Schwartzman. Ellos jugarán contra el británico Andy Murray y el australiano Alex de Miñaur.

El formato del torneo

El formato del torneo es único en el circuito y se compone de cuatro partidos cada día -de viernes a domingo-. En los que cada encuentro ganado el viernes cuenta con un punto, el sábado con dos puntos y el domingo con tres puntos. El primer equipo que alcanza trece puntos gana la competición. Europa, capitaneada por Bjorn Borg, ha dominado con puño de hierro el torneo y se ha llevado las ediciones de Praga, Chicago, Ginebra y Boston ante el combinado del Resto del Mundo, cuyo capitán es John McEnroe.

Además del reclamo de Nadal y Federer, esta es la primera oportunidad para ver juntos a todos los miembros del ‘Big Four’, con Andy Murray y Novak Djokovic. En el caso del serbio, será su primera aparición en pista desde que ganara en esta misma ciudad su 21º Grand Slam en Wimbledon. Djokovic no pudo participar en la gira norteamericana de cemento por su negativa a vacunarse y después de la Laver Cup, la cual ya jugó en 2018, disputará el ATP 250 de Tel Aviv, que comienza el próximo 26 de septiembre.