La Cuenca Mirador se localiza en el departamento de Petén, Guatemala. Una gran extensión de selva tropical que se encuentra en este bello lugar, lleno de misterio y grandeza.

Según las investigaciones realizadas en la Cuenca Mirador, se cree que los primeros asentamientos fueron aproximadamente en el 2,000 a.C.

Lee también: Cuenca Mirador, refugio sagrado de la biodiversidad y la historia maya

Se piensa que los mayas al ver este lugar, observaron la gran cantidad de vegetación y una tierra tan fértil; con la cual pudieron crear un sistema agrícola con la que podían alimentar a una extensa población.

Un dato curioso es que, en la Cuenca Mirador, no existen fuentes de agua como las que conocemos comúnmente como lagos, ríos y lagunas.

¿Por qué se asentó esta gran civilización en este lugar, si no había agua?

En la Cuenca Mirador existe los denominados “Bajos”, que se puede decir que fueron una especie de estanque natural de agua, que estaban por muchas partes de la Cuenca Mirador, así que cuando llueve estos estanques naturales se llenaban de agua y así se podía proveer de agua a toda la ciudad, a este motivo se debe la importancia de la lluvia para este sitio.

El tener un lugar lleno de agua, tierra fértil, naturaleza, fauna y sobre todo de canteras de piedra caliza, hizo que   esta   gran   civilización se asentara en este lugar y creciera a un punto exuberante, creando la grandeza que hasta hoy en día nos sorprende.

Sin embargo, llegó a un nivel tan alto, que las cosas empezaron a colapsar, y este fue el caso de los recursos naturales, que fue tanta su explotación que trajo deforestación, contaminación y una sequía total, afectando el regreso de esta civilización a este hermoso lugar.

Es muy importante este dato, ya que se cree que esto fue una de las causas del colapso de esta civilización. Es importante tomar en cuenta estos datos, ya que actualmente existen diversos lugares en Guatemala donde hay mucha contaminación, desforestación, incendios forestales y caza ilegal; hay que tomar conciencia de qué futuro se quiere dejar a las nuevas generaciones, pues podríamos tener el mismo fin que tuvo la civilización maya, que se asentó en la Cuenca Mirador. [Redacción: Licenciada Astrid Cruz. Consultor: Dr. Richard D. Hansen]