La relatora especial de la ONU sobre la independencia de los magistrados y abogados, Margaret Satterthwaite, pidió hoy a las autoridades de Guatemala que tomen “medidas urgentes” para garantizar la protección de los abogados y otros funcionarios judiciales que trabajan en defensa de los derechos humanos.

Satterthwaite hizo este llamamiento ante el reciente caso de la abogada guatemalteca Claudia González, detenida a finales de agosto. Esto tras un allanamiento de su domicilio ordenado por el Ministerio Público de Guatemala, que declaró su caso “bajo reserva” y celebró su juicio nueve días después a puerta cerrada.

Lee también: Último discurso del presidente Giammattei en la Asamblea General de la ONU

La letrada está acusada de abuso de autoridad en relación con su trabajo en la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. Señaló a una magistrada que intentó presionar a un juez en un caso que involucraba a un familiar.

“El caso de Claudia González parece ser el último de una serie de casos similares dirigidos contra jueces, fiscales y abogados que han trabajado en casos de corrupción o derechos humanos en Guatemala”, indicó la relatora en un comunicado.

Abuso del derecho penal en Guatemala

En este sentido, la experta advirtió sobre la presencia de un “patrón” de procesos penales contra personas del sistema de justicia en Guatemala. Esto como resultado de su trabajo en defensa del Estado de derecho y la protección de los derechos humanos.

“Se está abusando del derecho penal para atacar a las mismas personas que protegen y garantizan los derechos humanos, fortalecen el Estado de derecho y luchan contra la impunidad en el país”, afirmó la experta.

En este sentido, Satterthwaite instó a las autoridades a garantizar que los abogados no sean objeto de ataques y represalias en el país. También exigió la liberación de quienes han sido atacados por su trabajo en materia legal.