Panamá legalizó el uso medicinal y terapéutico del cannabis (Marihuana) mediante una norma que regula la importación, exportación y cultivo de la planta. Además crea un registro de personas autorizadas para utilizarla con esos fines, convirtiéndose en el primer país centroamericano con un marco legal de este tipo.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, firmó el proyecto de ley 153 que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis (Marihuana) y sus derivados. Del mismo modo lo aprobó el Parlamento unicameral el pasado 30 de agosto.

Lee también: Liga a proceso al Dr. Rafita, exalcalde de San Miguel Petapa

“La sanción de la ley que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados, crea un marco regulatorio para el uso y acceso vigilado y controlado; con fines terapéuticos, médicos, veterinarios, científicos y de investigación, en el territorio nacional”, publicó el presidente panameño en su cuenta de Twitter.

La ley que aprueba el uso de la marihuana en Panamá

Según la información oficial difundida este jueves, la ley regula “la evaluación, seguimiento y control de las actividades de importación; exportación, cultivo, producción, fabricación, análisis de laboratorio, adquisición a cualquier título, almacenamiento, transporte, comercialización. Además distribución, disposición final, uso de las semillas debidamente autorizadas para siembra de la planta de cannabis; así como de derivados del cannabis medicinal, para fines médicos, terapéuticos y veterinarios, científicos y de investigación”.

En conclusión, la norma establece que la importación hacia Panamá de derivados del cannabis (Marihuana) medicinal. “Solo podrá otorgarse con el fin de suplir a los pacientes del Programa de Uso de Cannabis y el mercado nacional”; y que se “prohíbe, terminantemente, la comercialización de productos derivados de cannabis medicinal a domicilio o vía internet dentro del país”.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades