Perú, el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por COVID-19, prorrogó por 31 días el estado de emergencia nacional. Este lo decretaron para enfrentar a la pandemia.

La disposición la oficializó en un decreto publicado en una edición extraordinaria de las normas legales. Señaló que la medida se tomó “por las graves circunstancias que afectan la vida y salud de las personas como consecuencia de COVID-19”.

Lee también: Cifras preliminares elevan a 15 los muertos a causa del huracán Ian

Recordó que durante el estado de emergencia se restringe el ejercicio de los derechos constitucionales relativos a la libertad y la seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio.

En el decreto también se confirmó que desde este viernes el uso de mascarillas solo será obligatorio en vehículos de transporte público, hospitales, espacios cerrados sin ventilación y entre las personas con síntomas de dolencias respiratorias.

Añadió que en restaurantes o espacios similares sin ventilación, las mascarillas podrán ser retiradas solo al momento de ingerir los alimentos.

Situación del COVID-19 en Perú

La norma precisó que los peruanos y extranjeros residentes que quieran ingresar al país deberán acreditar haberse aplicado tres dosis de vacunas contra el COVID-19. Y los extranjeros no residentes también deberán contar con las dosis establecidas en el esquema de su país de origen.

Si esto no es así, deberán presentar una prueba molecular negativa con fecha de resultado no mayor a 48 horas antes de partir de su punto de origen, mientras que los menores de 12 años solo deberán estar asintomáticos para abordar.