Durante el fin de semana la Policía Nacional Civil (PNC) capturó a 234 personas por violentar las medidas sanitarias implementadas por el COVID-19. Las detenciones se dieron en discotecas de la zona 10 de la Ciudad de Guatemala. Entre los capturados se reportan menores de edad que fueron llevados a un juzgado especializado en niñez y adolescencia.

“La PNC junto a las demás entidades gubernamentales realizaron el trabajo y nuevamente, ahora en la 3a. avenida y 16 calle de la zona 10 capitalina se procedió verificar un negocio que simulaba estar cerrado. Cuando vieron a una de nuestras unidades apagaron las luces y cerraron la puerta, pero ya teníamos conocimiento que en este lugar se encontraban personas ingiriendo bebidas alcohólicas pasadas las 10:00 horas”, explicó Edwin Monroy, portavoz de la PNC.

Lee también: Estados Unidos incluye a Consuelo Porras en lista de corruptos

PNC irrumpe en fiestas clandestinas

La primera fiesta clandestina que se descrubió fue durante la noche del viernes en el lugar conocido como Tabú VIP. En el lugar se capturó a 70 horas y 57 mujeres entre las edades de 20 a 45 años. La PNC detectó que en el lugar no se respetó el aforo y no había medidas de bioseguridad como el uso de mascarilla y gel antibacterial.

La segunda discoteca que se inspeccionó durante la noche del sábado fue “The Embassy Rumbar”, ubicada en la 3 avenida y 16 calles de la zona 10. Se detuvo a 63 hombres y 44 mujeres, entre ellos había 16 menores de edad que tomaban bebidas alcohólicas.

Debido a la pandemia del COVID-19 el Ministerio de Salud estableció medidas para evitar el contagio masivo. Algunas de estas medidas es disminuir el aforo para lograr un distanciamiento y el uso constante de mascarilla. Otra medida decretada fue prohibir la venta y consumo de alcohol en la vía publica y lugares privados a partir de las 21:00 horas a las 05:00 horas del día siguiente.

EntreCultura 168

Publicidad

Nacional

Ciudades