El jefe de la Policía de Miami, Florida, Jorge Colina, criticó el procedimiento de detención al afroamericano George Floyd en Minneapolis, Minnesota, que terminó con su muerte. Además aseguró ante subordinados que ningún entrenamiento enseña una acción tan “profundamente perturbadora”.

“Es muy evidente que lo que ocurrió allí estuvo mal. No hay capacitación en ningún lugar de este país. Especialmente aquí en la ciudad de Miami, que le enseñe a alguien a tomar ese tipo de acción. Hay una falta de humanidad que se exhibe allí”, remarcó Colina, según recoge el medio Local 10.

Lee también: EE.UU. lamenta que inmigrantes deportados estén contagiados con COVID-19

Colina aseguró que la muerte de Floyd lo llevó a reunirse con el personal de la Policía de Miami y advertir a los oficiales.

“Necesitamos poner el valor de la vida significativamente más alto que cualquier crimen que hubiera ocurrido allí”, dijo Colina. “Alguien en esa escena debería haberse acercado a esos oficiales y haber detenido esa acción y tener el coraje de hacer lo correcto”, recalcó.

Floy murió pocas horas después de ser detenido y sometido por un policía blanco de Minneapolis al que le decía no poder respirar.

El suceso ocurrió en la noche del lunes, cuando una patrulla policial concurrió a un sitio de la ciudad donde se había denunciado un fraude.

La muerte de George Floyd durante un procedimiento policial

Según el Departamento de Policía de Minneapolis, los agentes fueron informados de que el individuo, un hombre negro de unos 40 años identificado posteriormente como George Floyd, estaba en el interior de un vehículo y parecía drogado.

Los policías encontraron al sujeto sentado dentro en su vehículo. Cuando se le ordenó que saliera se resistió el arresto, según la versión oficial. Esta añade que durante la detención cuando los agentes ya tenían al hombre esposado y tendido boca abajo notaron que presentaba “dificultades médicas”, por lo que llamaron una ambulancia, que lo trasladó a un centro de salud donde murió poco después.

Miles de personas protestaron la noche de este martes en Minneapolis por esa muerte denunciada en varios videos que se han vuelto virales.

Los manifestantes marcharon al grito de “¡no puedo respirar!”, el mismo que pronunció Floyd mientras uno de los agentes le tuvo inmovilizado durante minutos con la rodilla sobre su cuello.

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, anunció la tarde del pasado martes el despido de cuatro agentes de Policía implicados en los hechos, incluido el uniformado que aparece en los vídeos con la rodilla sobre su cuello.

“Ser afroamericano en Estados Unidos no debería ser una condena a muerte”, expresó Frey.

EntreCultura 159

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.