La fiscal general y jefe del Ministerio Público (MP), María Consuelo Porras, abandonó la reunión a la que había sido citada por el presidente Bernardo Arévalo, para participar a una reunión de gabinete, al argumentar que la Ley Orgánica del MP se lo prohíbe y que solo puede participar en reuniones específicas. 

A pesar de ese argumento, la fiscal general, participó 11 veces en reuniones con el entonces presidente, Alejandro Giammattei, según registros de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS). De los cuales, cuatro fueron en el 2020; tres en el 2021; tres en el 2022 y una en el 2023. En la mayoría de ellas duró entre 1 hora y media a 2 horas. También recibió a Ángel Pineda.

Lee también: Ahora es Consuelo Porras quien cita al presidente Bernardo Arévalo

El Departamento de Comunicación del MP, en septiembre 2023 la fiscal acudió a una reunión de coordinación interinstitucional en la que se realizó la presentación de acciones para combatir el delito de trata de personas.

Sin embargo, deja suspicacia la última reunión, ya que la misma se llevó a cabo dos días después de la primera reunión de transición. Además, otra seis antes de que el MP allanara la sede del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El presidente ya había invitado a la fiscal general a una reunión para que informara sobre cuatro temas puntales. Esta fue rechaza al indicar que no es posible informar sobre casos que están en investigación, por lo que el mandatario decidió citarla a participar en la reunión de gabinete.

Solicitud de renuncia a Porras

Arévalo ha mencionado muchas veces cuando era presidente electo que al momento de asumir iba a pedir la renuncia de Consuelo Porras, sin embargo, esta petición de manera pública no se ha dado.

Ahora, la fiscal general Consuelo Porras invitó a Bernardo Arévalo a “reunión de trabajo” en la sede del MP. Sin embargo, la presidencia analiza ese tema, así como las acciones legales que tomará por no cumplir con su deber, lo que está contemplado en la ley del MP.