El presidente del Congreso, Allan Rodríguez, asumió sus funciones tras dos meses de ausencia. El congresista estuvo hospitalizado durante 21 días en el Centro Médico Militar y luego se mantuvo en su residencia.

Este lunes, Rodríguez llegó al Palacio Legislativo con un taque de oxígeno y en compañía de dos trabajadores del Congreso. El diputado asistió a una reunión de jefes de bloque para coordinar las sesiones plenarias de esta semana.

Lee también: Gobierno teme un repunte de casos de COVID-19 tras fiestas patrias

Hospitalización en el Centro Médico Militar

A través de un comunicado, -el 23 de julio-, Rodríguez dio a conocer que resultó positivo de coronavirus y que recibiría atención médica desde su casa. El 28 del mismo mes fue internado en el Centro Médico Militar porque su condición empeoró.

El 18 de agosto fue dado de alta del mencionado hospital, pero mantuvo el proceso de recuperación desde su vivienda. La decisión de internarlo en el hospital militar fue porque en ese lugar hay dos camas habilitadas para los presidentes del Estado.

Hospital militar para atender casos de COVID-19

Tras la utilización del Centro Médico Militar para atender a altos funcionarios, en la sesión extraordinaria del 31 de julio, la diputada Lucrecia Hernández Mack presentó una enmienda.

La misma consistía en que la prórroga del estado de calamidad por la emergencia obligará al Ejército a habilitar sus instalaciones para atender a pacientes civiles. Pero la propuesta solo recibió 13 votos a favor y 87 en contra.

EntreCultura 150

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.