El artista estadounidense Prince Royce se siente totalmente recuperado tras anunciar a principios de julio que había contraído COVID-19. La experiencia lo impactó profundamente, hasta el punto de hacerle evaluar su opinión sobre su vida, su carrera y su rol como activista.

Así lo reveló en una entrevista poco después de publicar en Instagram un video de su experiencia donando plasma para contribuir a los esfuerzos médicos para contrarrestar la pandemia.

Lee también: México: Grito de Independencia en confinamiento

Y es que tras esa experiencia y lo que le ha pasado recientemente, Royce se siente “una persona diferente” a la que lanzó en febrero su ambicioso disco “Alter Ego”, con el que celebró su primera década en la música.

“Tener COVID me cambió la vida”, aseguró el artista, quien contó también que los efectos de la enfermedad fueron más allá de los típicos malestares físicos.

Sin embargo, mental y emocionalmente fue otra cosa, pues la pandemia lo agarró a punto de comenzar una gira internacional.
“Me sentí horrible. Primero fue la baja de adrenalina con la cancelación de todos nuestros planes. Después el confinamiento y después la enfermedad”, contó.

El artista y su esposa, la actriz Emeraude Tobias, se habían cuidado al máximo durante los primeros tres meses. Incluso, Royce celebró su cumpleaños 31 en mayo en total intimidad.

“Pero cuando comenzaron a abrir las cosas, reconozco que me relajé un poco. El tener el diagnóstico de COVID-19 fue duro. No voy a decir que no creía que la pandemia es mentira, pero sí dejé de tomármelo tan en serio”, admitió.

Por eso, decidió convertirse en un portavoz informal para alertar a la comunidad latina sobre la enfermedad, aunque no fue fácil tomar la decisión.

Subrayó que sintió el donar plasma como “una obligación” y destacó la importancia de donar sangre, más allá de la pandemia.
“A la gente se le olvida que si donamos al menos una vez al año, podemos estar salvando tres vidas”, alertó.

Prince Royce y sus nuevas prioridades y preocupaciones

Como muchos artistas, Royce también estuvo muy preocupado por el impacto económico de la paralización de actividades tras las cuarentenas. De hecho, presentó “Alter Ego” por amor a los discos y como un objeto de colección para sus fans, aun en contra de lo que lo que muchos le recomendaron.

Sin embargo, el artista ha vuelto hacer historia. El sencillo “Carita inocente” rompió un récord al superar las 20 semanas en el primer lugar de la lista Tropical Airplay de Billboard y el “remix” con Myke Towers estuvo entre las cinco canciones más escuchadas en Spotify.

Esta semana, comenzó a promover el sencillo “Lotería”, que acompañó de un video producido por la empresa Elastic People, la responsable de “Despacito”, entre muchos otros.

El resultado del tema es importante para él, pero ya no es la prioridad en su vida.

El artista explicó que “después de tener COVID-19, de ver todo lo que está pasando en los EE.UU., con la política, el tener un número uno ya no es lo más grande del mundo”.

“He construido esta carrera trabajando todo lo que puedo y ahora me siento más consolidado y en mi mente también está el balancear más la vida personal y contribuir a mejorar el mundo con mi cuerpo y con mi voz”, consideró.

EntreCultura 157

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.