La calidad del aire en Guatemala sigue siendo “extremadamente mala” y “muy dañina para la salud” debido a la contaminación por el humo de incendios, como sucede desde el pasado lunes, advirtieron este jueves las autoridades del país centroamericano.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) detalló en un informe que la contaminación se encuentra casi en el punto más alto de la escala de medición.

Lee también: Minex investiga retención de productos guatemaltecos en puertos de China Continental

Mapa de la contaminación del aire en Ciudad de Guatemala

Según la misma fuente, la calidad del aire en el país centroamericano es “extremadamente mala” y “muy dañina para la salud”, un punto por debajo del pasado lunes, cuando fue oficializada como “peligrosa” para el ser humano.

Los índices de la calidad del aire para el monitoreo en Guatemala van desde “Buena”, “Moderada” y “Dañina para la salud” hasta “Muy dañina para la salud” y “Peligrosa”, esta última la que vivió el lunes pasado la población.

El origen de la contaminación son diversos incendios locales, pero además regionales, ya que Honduras también se encuentra afectada por la situación, según ha afirmado el Gobierno guatemalteco.

El pasado martes, el presidente local, Bernardo Arévalo de León, aseguró que el país se enfrenta a “una situación complicada” con los 75 incendios que se mantienen activos, la mayoría en el norte del territorio.

“Estamos enfrentando una situación complicada”, expuso Arévalo de León, investido en enero pasado de la mano del partido político progresista Movimiento Semilla.