Una auxiliar fiscal del Ministerio Público (MP) de Quetzaltenango, que está acusada de agredir a un niño de 4 años en el área de juegos de un restaurante, sigue sin ser escuchada.

Han transcurrido seis días desde que los padres del menor hicieron la denuncia contra la auxiliar fiscal del MP; sin embargo, no ha tenido su primera declaración en un juzgado competente.

Lee también: Gobernador departamental recibe peticiones sobre el Proyecto de Ordenamiento Territorial en Quetzaltenango

La sindicada es María Chávez Ixtamer, quien labora en la fiscalía de la Mujer y Niñez del MP en Xela; a ella la denunciaron por la agresión que le propinó al menor de 4 años la noche del viernes 13 anterior.

Al principio se indicó que el caso se conocería en la capital guatemalteca, sin embargo, una fiscalía con sede en Totonicapán lleva el caso.

A pesar de esto en el Juzgado de Paz de delitos menos graves, no se ha ventilado la audiencia de primera declaración; esto porque no existe espacio para desarrollar la audiencia debido a sobrecarga de trabajo.

Por tal motivo los padres del menor, los fiscales del MP y la acusada deberán esperar a que les fijen fecha y hora para la audiencia.

El caso de la fiscal que agredió al niño de 4 años en Quetzaltenango

El caso consternó a la población en general debido a  los golpes que le propinó la empleada del MP al menor. Según el informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Xela, el niño de 4 años presentaba heridas en la cara, moretones en la cabeza; rasguños y presentó un shock traumático que ameritó ayuda psicológica junto a los padres de familia.

A raíz del hecho la población ha solicitado la destitución de la abogada María Chávez Ixtamer; además que se someta a un análisis psicológico y psiquiátrico, ya que trabaja en una fiscalía que conoce casos contra mujeres y niños lo que pone en riesgo los casos por su forma de actuar.