Pobladores de varios municipios indígenas del área Mam de Quetzaltenango se sienten atemorizados. Esto debido a que en los últimos días se han incrementado varias pintas en paredes de viviendas con señales de pandilleros. Exigen acciones por parte de la Policía Nacional Civil -PNC- para evitar la proliferación de mareros.

En el municipio de Concepción Chiquirichapa, Quetzaltenango, varios vecinos han mostrado su preocupación por varios grafitis que identifican a la mara salvatrucha.

Lee también: Escuela de Carchá solicita apoyo de las autoridades tras inundaciones

Julio Cabrera, vecino del lugar, informó que existe la presencia de pandilleros pero al parecer están marcando territorios.

“Nos preocupa que nuestros hijos sean víctimas de estos grupos. Aquí no debe haber mareros de lo contrario serán sometidos a castigos del pueblo. Queremos evitar problemas con las autoridades así que pedimos que patrullen e identifiquen a los jóvenes”, detalló.

Pero el problema sobre la presencia de pandillas en territorio indígena también se está dando en San Juan Ostuncalco, Cajolá, San Martín Sacatepéquez donde se ve la presencia de mareros por medio de los grafitis que los identifica como miembros de la mara salvatrucha  o mara 18.

María Maldonado, vecina de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, enfatiza que muchos jóvenes que migraron a Estados Unidos han sido deportados y que ahora han formado grupos de pandillas, ante la falta de trabajo y oportunidades en el municipio.

“La mayoría son jóvenes pero el temor es que obliguen a nuestros hijos, con amenazas, a formar parte de las pandillas y nosotros no lo vamos a permitir. Muchos han sido deportados y no tienen trabajos y lo que hacen es perder el tiempo formando maras”, declaró.

Postura de la PNC de Quetzaltenango

En la comisaría 41 de la PNC, los altos mandos informaron que un equipo especializado de la División del Programa Nacional Contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas -DIPANDA- de la citada institución, trabajará sobre la presencia de mareros en los municipios indígenas para evitar que estos crezcan y criminalicen en el lugar además de evitar que surjan incidentes, ya que dicha unidad maneja el tema.

Explicaron que los vecinos pueden dar información para trabajar de forma coordinada con los lugareños.

Fotos: Carlos Ventura.