El Real Madrid, gracias al vértigo y al desborde del joven Vinicius Jr. y a la oportunidad del francés Karim Benzema, salió airoso de un feudo tan comprometido como el Real Arena (1-2) y se reencontró con el liderato al aprovechar el tropiezo del Barcelona en el Ramón Sánchez Pizjuán ante el Sevilla.

El empate concedido por el cuadro de Quique Setién el viernes en la capital andaluza (0-0) abría la opción al conjunto blanco de volver a mandar en LaLiga Santander. No falló. Enlazó la tercera victoria consecutiva ‘post-confinamiento’ y se alzó con el primer puesto empatado a puntos con su gran rival.

Lee también: El Barcelona empató en Sevilla y pone en peligro el liderato

Los hombres de Zidane, que habían entregado el liderato en el último partido antes del parón por la pandemia del coronavirus también en Sevilla, pero en el campo del Betis, lo recuperaron al ganar los tres partidos jugados en este retorno de la competición.

Esta jornada estaba marcada en rojo para los dos aspirantes al título porque los rivales eran de los más comprometidos que les quedaban a ambos. El Barcelona no pudo con el Sevilla y el Real Madrid, aunque con apuros finales y de nuevo con ciertas dosis de polémica, sí que supo llevarse el encuentro en San Sebastián ante una Real que es otra en esta etapa de ‘nueva normalidad’, en la que no ha ganado aún ningún encuentro.

Zidane concedió la titularidad al colombiano James Rodríguez, que no entraba en el once inicial desde la derrota en Mallorca en la primera vuelta, y a Vinicius. El impacto auténtico fue el joven brasileño, toda una pesadilla para la zaga del conjunto de Imanol Alguacil.

Segunda parte

Tras una primera mitad de tanteo, en la que Vinicius fue el principal arma ofensiva del Real Madrid, el brasileño ‘fabricó’ una pena máxima por falta de Diego Llorente que materializó Sergio Ramos.

El capitán blanco tuvo que ser sustituido con un golpe en la rodilla y acto seguido fue anulado un tanto al belga Adnan Januzaj por fuera de juego posicional de un compañero.

Esta decisión y el gol de Karim Benzema -el conjunto vasco reclamó que se llevó el balón con la mano- encarrilaron de manera definitiva el triunfo del equipo de Zidane, aunque aún le tocó sufrir porque la Real Sociedad acortó distancias por medio de Mikel Merino -m.83-. No obstante, supo resistir y se llevó el partido y el liderato. El Real Madrid depende de sí mismo.

El siguiente capítulo de la lucha se escribirá entre el martes y el miércoles. El Barcelona recibirá al Athletic en el Camp Nou y el Real Madrid al Mallorca en el Alfredo di Stéfano.

 

EntreCultura 157

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.