Un minuto de silencio al mediodía con un repique de campanas; además de cruces blancas sembradas en la Plaza Vieja de Praga, ha sido la forma en la que los checos honraron la memoria de los casi 25 mil ciudadanos fallecidos por la COVID-19 en el país.

La monumental Plaza Vieja de la capital checa apareció hoy cubierta con más de 10 mil cruces blancas pintadas en el suelo. Ese espacio que suele estar lleno de turistas se encontraba vacío por las restricciones al turismo impuestas por el Gobierno.

Lee también: Miami Beach extiende el toque de queda hasta el 12 de abril debido a la ola de contagios

La iniciativa “Un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia” fue lanzada en redes sociales por Petr Pospíchal; se trata de un signatario de la Carta 77 y expreso político del régimen comunista. Esto por el aniversario de la primera víctima registrada en el país por el virus.

La iniciativa buscaba “un momento simbólico de despedida, algo que a menudo no pudo ocurrir cuando murieron esas personas”, que estuvieron hasta el final separadas de sus familiares.

[tweet https://twitter.com/RadioPragaES/status/1373915766714683393 align=’center’]

República Checa con alto número de contagios

La última cifra de fallecimientos, publicada este lunes 22 de marzo por el Ministerio de Sanidad, asciende a 24 mil 810, con 8 mil 007 personas hospitalizadas, y 1 mil 910 de ellas en estado grave.

República Checa tiene el mayor índice de contagios de la Unión Europea, con más de 1 mil 500 por 100 mil habitantes en 14 días, cuatro veces por encima de la media.

El país también encabeza los fallecimientos en relación con la población en la UE, con 272 muertos por millón de habitantes en los últimos 14 días.

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades