El Gobierno de Honduras anunció que ha exigido una solución definitiva a Guatemala para mitigar el daño ambiental causado por la contaminación del fronterizo río Motagua, cuyos desechos desembocan en aguas hondureñas.

La comisionada presidencial de Honduras para el río Motagua, Liliam Rivera, dijo que una solución final pasa por “el cierre de los botaderos municipales y la construcción de rellenos sanitarios autosostenibles. Así como un cambio de cultura de la población” de Guatemala.

Lee también: Guatemala contabiliza 90 mil casos de coronavirus

En un comunicado de la Casa Presidencial de Honduras, Rivera indicó que la semana pasada una delegación hondureña visitó la aldea guatemalteca de El Quetzalito donde las autoridades de ambos países acordaron la reparación de la barda industrial cuando el cauce del río Motagua bajara.

“No es una solución definitiva a la problemática; pero contribuye a reducir de forma significativa los desechos en las costas hondureñas”, subrayó.

La funcionaria hondureña señaló que ambos países pedirán “apoyo a la cooperación internacional para el desarrollo de proyectos”. Esto para “que contribuyan a solventar este problema ambiental en la zona”.

Reuniones entre Honduras y Guatemala para solucionar el problema del río Motagua

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, ha sostenido reuniones con representantes de organismos de cooperación; esto para que apoyen el desarrollo de proyectos binacionales que contribuyan “a una solución definitiva de la problemática”, enfatizó.

Los desechos están causando un grave daño al ecosistema marítimo de Honduras; por lo que hoy hizo un nuevo llamado “enérgico” a Guatemala para buscar “soluciones definitivas” a la contaminación.

Rivera indicó además que la Mesa Técnica Bilateral Interinstitucional Permanente se reunirá a inicios de octubre en Guatemala; el objetivo será establecer un plan de acción para la gestión de residuos sólidos en la cuenca del río Motagua.

Aseguró que confía en “la voluntad política” de las autoridades guatemaltecas. Espera que la misma “se vea reflejada lo más pronto posible con la implementación de soluciones definitivas que contribuyan a darle fin a este problema que durante muchos años ha afectado las costas hondureñas”.

Los desechos arrastrados por el río Motagua afectan 45 kilómetros de la línea costera; esto afecta la bahía de Omoa, en el Caribe de Honduras, y los ecosistemas marinos costeros, según las autoridades.

Río Motagua: Promesa de barda industrial

Las autoridades de Guatemala comenzarán este lunes a reparar la barda industrial ubicada en El Quetzalito. Esto será “un paliativo” para recolectar los desechos que el río Motagua arrastra a las costas hondureñas, anunció el viceministro de Ambiente y Recursos Naturales, Ángel Lavarreda.

Señaló que la empresa que construyó la barda industrial iniciará los trabajos de reparación este lunes, con el fin de garantizar que funcionen los brazos mecánicos que recogen los desechos en la desembocadura.

La barda industrial tiene la capacidad de recoger entre 60 y 100 toneladas diarias de desechos.

Lavarreda anunció además la instalación de una tercera biobarda artesanal en la desembocadura de la cuenca para contener la mayor cantidad de residuos sólidos flotantes.

Aseguró también que Guatemala está trabajando en un plan operativo para “tener de forma permanente maquinaria, personal del Ejército y personas a las que se les pagará para la recolección de residuos a fin de evitar que la marea lleve los desechos, generando un impacto negativo en ambas naciones”.

Contributor