Las habitaciones de hotel de los tenistas, el argentino Diego Schwartzman y el español Pedro Martínez fueron desvalijadas esta semana en el torneo de Eastbourne; estas con algunos objetos personales de valor sustraídos.

Martínez, número 49 del mundo, dijo, en declaraciones a The Guardian, que cuando llegó el lunes a su habitación vio que le faltaba el reloj; que recorrió toda la habitación buscándolo y que finalmente bajó a recepción a denunciar el robo.

Lee también: Municipal contrata al técnico mexicano Antonio Torres Servín como su nuevo entrenador

“Quince minutos después apareció Diego que le había pasado lo mismo”, apuntó Martínez, que venció a Alejandro Davidovich por retiro del malagueño; y que aseguró que fue difícil competir en esas circunstancias.

Pedro Martínez y Diego Schwartzman denuncian el robo

“Me robaron el reloj y a Schwartzman algunos objetos de valor. Pasé una mala noche, esa es la verdad. No dormí apenas. Ha sido difícil jugar, pero me he intentado concentrar en jugar”.

Martínez aseguró que el reloj que le robaron se lo compró hace un año, cuando llegó por primera vez a la tercera ronda de Roland Garros. “Tenía un valor sentimental. No creo que lo encuentren porque no había cámaras en los pasillos”.