En San Cristóbal Verapaz hay una base de 2 mil 168 personas mayores de 70 años que deben ser vacunadas contra el COVID-19. Pese a los esfuerzos de los trabajadores de Salud, en la primera semana solo administraron 180 dosis. Aquí no creen necesario protegerse contra el coronavirus.

Por Elsa Coronado

En la aldea Las Pacayas, la comunidad más grande de San Cristóbal Verapaz, Alta Verapaz, solo una persona mayor de 70 años ha sido vacunada contra el COVID-19. No se trata de negligencia del personal de Salud o falta de dosis. Lo que sucede es que los pobladores, de mayoría poqomchi´, no creen necesitar la inmunidad.

Lee también: A sus 104 años Teodoro Moescheler recibe la vacuna contra el COVID-19

Elías Pop, enfermero responsable del Programa de Inmunizaciones del distrito municipal, cuenta que empezaron a inocular el 5 de mayo, pero la asistencia ha sido baja. El fin de semana, los auxiliares de enfermería salieron de la cabecera municipal con la misión de registrar y aplicar “el reactivo” a todos los mayores de 70 años que residen en las comunidades.

En San Cristóbal Verapaz hay 90 aldeas. Empezaron el recorrido por las más pobladas y pidieron el apoyo de los Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocode) para anunciar su llegada.

Pop relata que en Las Pacayas, el primer día “reunieron quizá a más de 50 personas, lamentablemente todas firmaron un documento donde rechazaban el biológico”.

Los asistentes aceptaron firmar o colocar su huella dactilar en un acta en la que exponían que no querían la inyección contra el COVID-19.

Los vecinos firmaron el acta que es de utilidad para ellos y para el ministerio de Salud.

Pop descarta que esto sea producto de la desinformación que se difunde por redes sociales. Su teoría es que los de la tercera edad no creen en el virus por la baja cantidad de casos que se registran en las aldeas. Esto se suma a la postura negativa de los líderes religiosos. En consecuencia, no creen necesario protegerse.

Aislados en San Cristóbal Verapaz

En este municipio hay 79,308 habitantes, han sido detectados 230 casos y reportan a siete fallecidos. El semáforo municipal marca rojo, pero en las comunidades hay poco uso de la mascarilla.

Pop considera que los habitantes de las aldeas se mantienen a salvo porque casi no salen de su comunidad. “No se exponen”, afirma. En otras partes del país ha ocurrido que los contagiados prefieren no someterse a la prueba y guardan en secreto la enfermedad. A Pop no le parece que esto ocurra en el municipio.

Asegura que un brote no pasaría por alto a la vigilancia epidemiológica que realizan en las aldeas.

El tablero covid, que registra los datos oficiales a nivel nacional, indica que en San Cristóbal Verapaz han aplicado 729 dosis. Esto incluye al personal de primera línea, entre los que hay profesionales médicos y de enfermería. Entre los trabajadores también hubo quienes prefirieron firmar un documento de descargo cuando rehusaron la vacuna.

Hay 2 mil 168 mayores de 70 años que deberían recibir la primera dosis en los próximos días. Los trabajadores de Salud han hecho campaña de registro radial, televisivo y en redes sociales. Instalaron un quiosco en la municipalidad y han ido de puerta en puerta para convencer a los candidatos.

En la mayoría de casas los han rechazado, y no pueden abrir un paquete de 10 dosis sin tener la certeza de que las usarán todas.

“La vacunación es voluntaria, no los podemos obligar”, concluye Pop. [Por Elsa Coronado. Vía Ojoconmipisto]

EntreCultura 167

Publicidad

Nacional

Ciudades