El Saprissa costarricense sufrió este jueves en casa para imponerse por 4-3 a Comunicaciones en un partido reñido de principio. El juego corresponde a la ida de los cuartos de final de la Liga Concacaf, torneo que disputan equipos de Centroamérica y el Caribe.

Un gol de David Ramírez al minuto 83 le dio la victoria al Saprissa en un partido en el que Comunicaciones no veía la desventaja gracias a la gran noche del atacante Oscar Santis. Fue el autor de los tres goles de su equipo. Los Cremas comenzaron con los ataques a velocidad por los costados. Al minuto 29 ya ganaba 0-2 con un cabezazo y un remate cruzado de Santis. El partido parecía inclinarse muy temprano del lado visitante.

Lee también: ¿Mundial cada dos años?, Fifa convoca a sus federaciones para diciembre

Sin embargo, el Saprissa, que controló la posesión de la pelota la mayor parte del partido, comenzó a generar ocasiones y se fue al descanso con el partido empatado 2-2. Era el marcador tras un cabezazo de Orlando Sinclair y un trallazo de zurda del argentino Mariano Torres, el golazo de la noche.

El ataque del Saprissa

En la segunda etapa el conjunto costarricense salió decidido a quedarse con la victoria, pero de nuevo Santis puso en ventaja al Comunicaciones al 66 por la misma vía del primero gol: le ganó la posición otra vez a Luis José Hernández, y mandó el balón a la red con un cabezazo certero.

El Saprissa respondió de inmediato y un minuto después empató nuevamente el partido con un remate dentro del área de David Ramírez.

El partido entró en una fase de ataque para el Saprissa y de contragolpe para el Comunicaciones, y en el intercambio de jugadas cualquiera de los dos pudo haber marcado.

Fue el Saprissa el que se quedó con la victoria cuando al minuto 83 Carlos Villegas se escapó por la derecha, envió un centro a media altura al área, y el delantero David Ramírez, de espaldas a la portería consiguió desviar la pelota con el talón para el definitivo 4-3.

Cerca del final del cotejo, un error en la salida del equipo local propició un robo de Aparicio, quien lanzó una vaselina que el portero Aaron Cruz logró desviar con una mano mientras retrocedía desesperadamente hacia su portería.