Por 3 mil 700 años, la “Dama de El Paraíso”, una mujer de alto estatus del Antiguo Perú, mantuvo oculto su rostro hasta revelarlo ahora. Gracias a una innovadora reconstrucción hecha a partir de su cráneo y huesos que le ha vuelto a poner cara.

“Tiene mucho parecido a una mujer de hoy en día”, destacó la arqueóloga Dayanna Carbonel; directora del proyecto de investigación de la zona arqueológica monumental El Paraíso. Complejo que contiene los primeros templos de Lima, de 4 mil años de antigüedad, donde en 2016 fue descubierta “la dama de El Paraíso”.

COVID-19: Costa Rica comenzará a vacunar el jueves

De cara alargada, pómulos sobresalidos, ojos pequeños, nariz prominente y boca estrecha, el busto que recrea el aspecto que hace casi cuatro milenios tuvo esta mujer está expuesto en el Museo de Minerales Andrés Del Castillo, de Lima, que financió la reconstrucción.

La recreación, tomó cerca de dos años. Fue fruto de una sinergia de ciencia y arte, con un análisis antropométrico del cráneo; que permitió determinar la anchura de la nariz y del maxilar inferior y superior, entre otras medidas de esta mujer; que medía 1,50 metros y tenía entre 20 y 25 años en el momento de su muerte.

Con ello se hizo una recreación exacta del cráneo al que después el artista plástico Teo Ugarte ayudó a Carbonel para recrear los músculos y los tejidos con arcilla y yeso hasta darle el aspecto final con fibra de vidrio.

La dama más antigua de su tipo

Si bien ya se habían hecho antes otras recreaciones del aspecto físico que tuvieron importantes mujeres del Antiguo Perú como la Dama de Cao y la sacerdotisa de Chornancap, ninguna de las dos es tan antigua como la “dama de El Paraíso”, que vivió en el territorio de la actual capital de Perú más de 2 mil años antes que las otras dos.

“Últimamente estamos descubriendo cada vez más que las mujeres tenían un papel importante, asociado probablemente a actos rituales”, apuntó Carbonel.

Los restos se encuentran en el Museo de Minerales Andrés del Castillo, en Lima. (Foto: EFE)

Tras haber emergido de los vestigios de El Paraíso, los descubridores de esta dama la han bautizado como Eva Lucía, no sólo en honor a la pareja de Adán en el jardín del Edén, sino también por la australopiteca Lucy, la primera homínida de la que se tiene constancia que caminó erguida.

De los distintos fardos funerarios encontrados, el de Eva Lucía es sin duda el más importante de los cuerpos femeninos descubiertos, y los análisis que se le han realizado a sus huesos y dientes han revelado a qué se dedicaba e incluso hasta lo que comía.

EntreCultura 149

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.