Los jueces del Tribunal de Sentencia de Totonicapán condenaron a dos secuestradores a más de 30 años de prisión; el Ministerio Público (MP) logró demostrar con pruebas durante el juicio, que fueron responsables del secuestro y ultraje de una mujer, informaron las autoridades.

Los secuestradores condenados son Juana Sontay Tzunux, de 24 años, y Wilson Geovany Pelicó Pérez, de 30; ambos recibieron una pena de 33 años y tres meses por el delito de Plagio o Secuestro; sin embargo, a Pelicó Pérez también se le agregaron 8 años más por el delito de violación.

Lee también: Detienen a un hombre implicado en una masacre a un grupo de mormones

De acuerdo con las investigaciones el hecho ocurrió el 2 de septiembre de 2017. Tres personas, entre ellos, los dos condenados, privaron de su libertad a una mujer por quien exigían a cambio de liberarla la cantidad Q60 mil.

Los maleantes mantuvieron por dos días en cautiverio a la víctima en una zona montañosa del Paraje Xumimaibal, Momostenango, Totonicapán, donde también fue ultrajada por Pelicó Pérez.

Los familiares acordaron con los secuestradores que la cantidad a pagar sería de Q4 mil; el dinero fue depositado en la cuenta de una tercera persona y retirado minutos después en una agencia bancaria en Huehuetenango. Previo a eso, los maleantes despojaron a la víctima de Q2 mil de la tarjeta de débito que portaba. El 4 de septiembre del 2017 la víctima fue dejada en libertad.

Secuestradores condenados en Totonicapán son capturados gracias al Bono Familiar

El 7 de marzo de este año, los condenados fueron capturados en el municipio de Malacatán, San Marcos, por parte de la Policía Nacional Civil, luego de existir una orden de captura en su contra desde el 11 de diciembre del 2018.

La ubicación de ellos se dio porque se inscribieron en el programa de Bono Familiar por la pandemia del COVID-19, que dio el Ministerio de Desarrollo Social y por ello esperaban la respectiva ayuda económica.