El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos votó este miércoles a favor para que el Senado apruebe a William W. Popp como nuevo embajador de ese país en Guatemala.

La decisión del Comité fue por unanimidad, y con ello, William W. Popp tuvo el apoyo de todos los senadores y la confirmación del diplomático para representar a su país en Guatemala. Ahora, se realizaría sin una votación en el Senado a lo que se le llama “consentimiento unánime”.

Lee también: William W. Popp nominado por Trump para ser el nuevo embajador en Guatemala

Debido a que todo agosto el Senado toma un receso, se desconoce cuándo estaría prevista la fecha en la que se tomará la decisión para que W. Popp sea oficializado para dirigir la misión diplomática en Guatemala.

William W. Popp y sus cuatro ejes de trabajo

Junto a él, fueron avalados otros 16 diplomáticos por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y siete oficiales de servicio exterior.

El senador estadounidense Jim Risch, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, celebró la reunión durante la cual los miembros aprobaron 17 listas de promociones de nominados, y siete oficiales de servicio exterior -FSO-.

“Dada la enorme cantidad de nominados, considerar y procesar las nominaciones es una responsabilidad central del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y me alegra que hoy pudiéramos aprobar a 17 nominados, y una serie de promociones de oficiales de servicio para ser enviados al Senado completo para votación”, dijo Risch, según su oficina de prensa.

La Casa Blanca anunció al diplomático como embajador de Estados Unidos en Guatemala el pasado el 28 de mayo como sucesor de Luis Arreaga.

En una presentación ante ese mismo Comité días antes, William W. Popp trazó cuatro objetivos de su misión en Guatemala:

  • Protección de ciudadanos estadounidenses en Guatemala.
  • Ampliar la prosperidad de Guatemala.
  • Combate a la corrupción.
  • El respeto de los derechos humanos, laborales y el fin de la impunidad.

El Comité también aprobó las nominaciones de Marshall Billingslea como subsecretario de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacional. Así como a CJ Mahoney como asesor legal del Departamento de Estado.

“Estos roles son críticamente importantes a medida que lidiamos con la forma de enfrentar los desafíos de proliferación de una Rusia antagónica y una China en ascenso. Nuestro objetivo es garantizar que las políticas del Departamento respeten las leyes y los valores de los Estados Unidos”, añadió Risch.

EntreCultura 146

Ciudades

Nacional