Silvia Obregón de Booth, es una guatemalteca emprendedora y tenaz. Su vida, parecida a una película, a ratos posee capítulos telenovelescos, pero hoy junto a su familia, sabe que con perseverancia todo se puede lograr.

Nacida en el seno de una familia sencilla pero trabajadora, que siempre buscó superarse, es hija de artistas, una actriz, un escritor y un pintor, pues la vida le concedió tener dos padres. Su ambiente estuvo siempre rodeado del mundo del arte en todas sus expresiones.

El día de su graduación junto a sus padres, la actriz Miriam Monterroso y el pintor Víctor Vásquez Késtler -Vaskéstler- (Foto: Silvia Obregón)

Lea también: El fantástico Gliptodonte quetzalteco, de 13 mil 800 años

Madre soltera, su hijo Santiago ha sido para ella una inspiración, pues como ella misma reconoce, ha sido quien desde que llegó a su vida, le cambió por completo el panorama y le ayudó a madurar y no darse por vencida.

Silvia Obregón de Booth se desempeñó como gestora cultural, en lugares como la Dirección de Extensión de la USAC, o el Ministerio de Cultura y Deportes. Ha organizando y conducido importantes eventos, como óperas, festivales culturales, teatro, exposiciones, entre otros.

SIlvia siempre realizó su trabajo y tareas con total dedicación. Acá acompañando en un acto a las entonces Ministra de Cultura Otilia de Cotí y Primera Dama, Evelyn de Portillo. (Foto: Silvia Obregón)

Esta mujer sencilla, pero toda bondad, no la ha tenido fácil, sin embargo. La vida le ha presentado grandes retos y obstáculos que con tesón ha sabido superar, buscando siempre alcanzar la superación.

Debido a su profesionalismo en el trabajo, a Silvia se le fueron abriendo puertas y, gracias a una invitación de la USAC para conducir la edición de la Huelga de Dolores en Estados Unidos, fue que sin imaginarlo finalmente llegaría el amor a su vida.

Cambio de vida para Silvia, una emprendedora

Fue conduciendo la edición de la Huelga de Dolores en Estados Unidos, que Silvia Obregón de Booth sin imaginarlo conoció a su esposo Luis. Como ella misma lo cuenta, al principio no le prestó tanta atención. Él en cambio perseveró, logrando finalmente conquistarla y proponerle matrimonio. Entonces, tuvo que tomar decisiones y dejar todo en Guatemala, partir con su hijo para establecerse en la ciudad de Nueva York, su actual hogar.

Silvia junto a su esposo Luis y su hijo Santiago, sus pilares para seguir luchando por sus sueños- (Foto: Silvia Obregón)

Para Silvia, quien estaba establecida y con su vida hecha en Guatemala, este cambio podría haber sido complicado y lleno de retos, pero como dice el dicho “El perico donde quiera es verde”. Se puso manos a la obra, y con el apoyo de su esposo, se propuso montar un negocio propio, siendo hoy en día toda una empresaria.

 

Su emprendimiento, sin embargo, es prueba que, con fe, ánimos y mucho trabajo y esfuerzo, todo se puede alcanzar. Esta chapina ha logrado, en menos de 5 años, posicionarse a nivel nacional en Estados Unidos en el número 6 en desarrollo de liderazgo dentro del top 20, de una de las más famosas empresas de ventas por catálogo como lo es AVON. Con ello ha podido ayudar a otras mujeres a salir adelante y que logren, como ella, alcanzar sus sueños.

Junto a su esposo Luis, celebran el triunfo de ambos y de su equipo, ocupando los primeros puestos en ventas en EE. UU. (Foto: Silvia Obregón)

Conquistando sueños en EE. UU.

Esta chapina, inmigrante, en un país extraño, ha logrado desarrollar y potenciar al máximo sus enormes cualidades, con las que ganó tanto cariño y amistad en su tierra, pero ahora siendo ejemplo que aun de la nada, todo se puede conseguir, es verdaderamente un ejemplo de la enorme capacidad que posee la mujer guatemalteca, trabajadora, perseverante y una gran empresaria, que además ayuda al que puede en todo momento.

Su sencillez y carisma han ayudado a Silvia Obregón de Booth dondequiera que vaya. Nunca olvida a su querida Guate, la lleva consigo siempre, en pinturas de Comalapa en su casa, en bellos textiles en sus prendas de vestir, y siempre que puede vuelve a su tierra. Sin dudas, junto a su bella familia, sabe que conseguirá todo lo que se proponga, no importa donde, porque los guatemaltecos como ella son aguerridos, perseverantes, triunfadores y todo un ejemplo.

Sigamos el ejemplo de esta guatemalteca guerrera y trabajadora, todo un personaje ¡Así como ella, tú también puedes lograr lo que te propongas!

No importa donde te encuentres, como Silvia, puedes alcanzar tus sueños con actitud y perseverancia. (Foto: Silvia Obregón)

Te invitamos a Leer esta y otras notas, en nuestra nueva edición digital de PubliRuta No. 132, en el ISSUU a continuación:

 

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades