Simeone y Zidane, a la caza de la primera Champions | CRN Noticias
Contáctanos

Deporte Internacional

Simeone y Zidane, a la caza de la primera Champions

Publicado

el

En un tiempo atrás, la Liga de Campeones se llamaba ‘Copa de Europa’. Ahora, remasterizada en Champions League dos entrenadores, Zidane Simeone, lucharán frente a frente este sábado por algo más que un trofeo. La historia en juego.

Muchos son los que la han anhelado, pero pocos los que la han conseguido. Sin ir más lejos solo dos entrenadores nacidos en América han logrado levantar la orejona representando a su continente. Es más, desde hace 51 años que ningún entrenador argentino logra alzarse campeón de Europa con su club. Una maldición que seguro Simeone querrá romper este sábado.

Dos argentinos en especial fueron los últimos en lograrlo: Luis Carniglia con el Real Madrid y Helenio Herrera con el Inter Milan. Ellos ganaron dos Copas de Europa cada uno para sus respectivos equipos. Hasta la fecha son los únicos sudamericanos en lograr tal difícil hazaña.

En cambio por parte de Zidane, ningún entrenador francés ha logrado levantar el trofeo europeo. El técnico blanco como jugador sí que sabe lo que es ganarla. De sus botas salió el gol que valió la novena Copa de Europa para el Real Madrid.

La exclusividad francesa

Parece extraño que desde que se creó esta competición no haya ningún técnico francés que haya podido conseguirla. Pero el azar ha querido que Zidane se encuentre en otra final de Champions, esta vez como entrenador del Real Madrid, y a punto de poder hacer historia para su país.

Antes que él ya lo intentaron otros compatriotas. Albert Batteux que entrenaba al Stade de Reims perdió dos finales (1956 y 1959) ante precisamente el Real Madrid ambas. Didier Deschamps también sufrió la derrota con el Mónaco cayendo frente al Oporto de José Mourinho en 2004.

Aunque el caso más reciente es el de Arsène Wenger con el Arsenal. El técnico y su equipo perdieron la final de 2006 ante el Barcelona (2-1).

“Será un partido muy complicado. Defenderán muy bien, como siempre hacen. Pero no se puede decir que el Atlético sea un equipo que solo defienda. Las final está al 50%”, expresó Zidane tras terminar la última jornada de Liga.

El momento de Simeone

En esta actual temporada (2015-2016) se perfila como protagonista Diego Pablo Simeone para América. El técnico del Atlético de Madrid ya ha estado en dos finales. La anterior fue en 2014 y ante el mismo rival, aunque con fatídico resultado.

El Real Madrid y Zidane es lo único que separa al ‘Cholo’ de ser el primer americano en levantar la Liga de Campeones en su nuevo formato. Ya le derrotaron en una agónica final y ahora el técnico argentino quiere dejar atrás los fantasmas del pasado para hacer historia en el fútbol, tanto para su propio país como para el club de sus amores.

Si el próximo 28 de Mayo de 2016, Simeone logra vencer al Real Madrid en la final de Champions League, entraría en el ranking de los únicos entrenadores americanos en levantar el trofeo europeo.

“Las situaciones con respecto a la final de Lisboa son diferentes. En aquella final llegamos después de haber ganado una Liga y a esta después de ser terceros tras una temporada bonita. La expectativa es muy importante, jugaremos ante un rival con jugadores fantásticos que está entre los tres mejores del mundo. Trataremos de llevar el partido a donde estemos mas cómodos y nos sintamos más protegidos”, afirmó el propio Simeone el pasado 21 de mayo.

Las dos finales del Valencia

Uno de los casos más recientes antes de Simeone es el que se le presentó a Hector Cúper en las dos finales que disputó.

Tanto en 2000 como en 2001, el también entrenador argentino llevó al Valencia al partido decisivo de la Liga de Campeones y no pudo conseguir el trofeo.

Primero fue el Real Madrid, precisamente el rival del Atlético en esta Final de Champions, quien le arrebató el título europeo. Después fue la agónica tanda de penaltis ante el Bayern la que dictó sentencia. Otro argentino, Mauricio Pellegrino, fallaría el penalti decisivo ante el meta Oliver Kahn, significando la victoria para los alemanas.

El destino parece que no quiere dar aún el premio de Europa a un técnico nacido en América. Diego Pablo ‘Cholo’ Simeone tiene una nueva oportunidad de romper este maleficio que dura ya 51 años, desde que Helenio Herrera, en el antiguo sistema de 1965, levantará la Copa de Europa con el Inter de Milán.

Via: Marca

Continuar Leyendo
Publicidad

Deporte Internacional

El Real Madrid remonta y golea al Betis

Publicado

el

Continuar Leyendo

Deporte Internacional

El Barça sobrevive a un Eibar inmenso

Publicado

el

El equipo de Valverde afianza su liderato gracias a los goles de Luis Suárez y Jordi Alba frente a un rival que mereció mucho más (0-2)

No llegó a sonar la vieja y ensordecedora sirena de la fábrica de Alfa que anuncia los goles del Eibar en Ipurua. No hubo algarabía en esos palcos de excepción que se elevan en forma de torres de viviendas tras la tribuna norte del pequeño campo. No escribió, en definitiva, una historia de matagigantes el Eibar y, pese a ello, construyó un relato de máxima admiración ante todo un Barcelona. A tres días de la crucial visita a Stamford Bridge, con la guardia de córps sobre el césped en detrimento de las joyas de la corona, Coutinho y Dembélé, el Barça logró marcar dos goles al Eibar. Pero no fue una victoria, sino un ejercicio de supervivencia de esos que dejan una huella eterna en quien los protagoniza.

El equipo de Valverde conoció el sufrimiento y se sobrepuso a él, sin saber muy bien cómo, para seguir invicto en esta Liga casi sentenciada. Quedó minimizado hasta su propio límite por un rival gigante y ejemplar en su forma de jugar, de vivir y de existir al que el árbitro no trató como tal. Entre ese mal endémico de los equipos modestos y su propia impericia en las áreas, el Eibar dejó escapar la posibilidad de volver a hacer historia una vez más.

El Barça se sentía por momentos como un torero sin capote en medio de la plaza, esquivando las salvajes acometidas de un animal desbocado y sediento de sangre. Una sensación casi desconocida para el líder, que no se había sentido tan desbordado desde la ya lejana Supercopa frente al Real Madrid. El Eibar exhibió sus mejores virtudes, acumulando con facilidad ocasiones de gol a partir de su presión adelantada y de una agresividad en el robo que vació de respuestas al cuadro azulgrana.

Un tratado de geometría

El primer cuarto de hora de los locales fue primoroso. Lo probaron José Ángel, Orellana, Ramis y Kike García, que también fue víctima de un posible penalti por un agarrón del Busquets, en una salida en tromba espectacular. Carecía el Barcelona de capacidad de réplica hasta que el balón se encontró con su dueño natural. Como bien dijo Mendilibar en su día, «con este tipo es imposible, de la nada te hace un gol». Y el tipo, dorsal 10 a la espalda y acento argentino, resolvió el jeroglífico con un tratado de geometría que Suárez convirtió en oportuna cataplasma para aliviar la calentura de su equipo.

El aguijonazo del uruguayo no conllevó efectos secundarios para un Eibar que siguió a lo suyo. Jordán silenciaba a Busquets, Orellana e Inui punzaban por los costados y Diop mascaba yardas como si fuera dos personas en vez de una. Sólo la velocidad de Alba y la pausa de Iniesta permitieron la descongestión del Barça, más suelto y capaz a partir de la media hora de juego, rozando incluso en segundo con un latigazo al palo de Messi: ya lleva 17 este año.

El Eibar se mantuvo fiel a su filosofía tras el descanso, apretando las tuercas a un Barça que logró al menos alejar el balón de las áreas. Tanto de la suya, ya que los armeros no finalizaban sus acometidas, como en la contraria, por donde no aparecían ni Suárez ni Messi. Dada su ventaja y las circunstancias del partido, no era un mal plan para el líder.

Doble rasero y agravante

La dialéctica del choque conservó inalterables sus argumentos hasta que la expulsión de Orellana reventó todos los esquemas. El incorregible atacante chileno cometió la torpeza de pegarle un manotazo al balón con el juego parado y Hernández Hernández le castigó con la segunda amarilla. Decisión estricta, pero ajustada al reglamento al fin y al cabo.

Lo que sacó de quicio al Eibar fue que Suárez, tres minutos después, desplazó el esférico tras controlar en fuera de juego y no recibió sanción alguna. El doble rasero ante dos acciones similares, con el agravante de que el ariete uruguayo buscaba perder tiempo y Orellana no, hizo perder los papeles a Mendilibar, que observó el final del duelo en un palco. Aunque todavía restaban 20 minutos, la desventaja numérica hizo ya imposible la remontada de un Eibar admirable de principio a fin. El gol de Jordi Alba al atardecer fue un injusto castigo añadido para un equipo que no mereció padecer ninguno. (El Mundo)

Continuar Leyendo

Deporte Internacional

El Barcelona quiere corregir el rumbo en Eibar tras dos empates en Liga

Publicado

el

El empate 0-0 en casa contra el Getafe ha puesto sobre alerta a muchos en Barcelona, donde el líder espera ganar este sábado en Eibar, en su partido de la 24ª jornada de la Liga española, para evitar que el Atlético de Madrid pueda acercarse más en la clasificación.

Ese tropiezo del pasado fin de semana en el Camp Nou permitió al Atlético recortar su desventaja y ponerse a 7 puntos de la primera posición, una diferencia todavía cómoda para el equipo de Ernesto Valverde, pero sin gran margen para la confianza.

Un nuevo tropiezo sería la peor manera de preparar el importante partido que el Barça tendrá el martes en Stamford Bridge contra el Chelsea, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Al empate de Getafe se suma que en la anterior jornada liguera el Barcelona tampoco ganó, ya que empató 1-1 en el campo de su vecino, el Espanyol, por lo que parece urgente que Lionel Messi y compañía consigan el triunfo en Ipurúa, ante el séptimo clasificado, que está a apenas un punto de la zona de Europa League.

En caso de que el Barça no gane en su viaje al País Vasco, el Atlético de Madrid intentará aprovecharlo el domingo en el Metropolitano contra el Athletic de Bilbao. (AFP)

Continuar Leyendo

Tendencia