La Universidad Sahlgrenska, en la ciudad sueca de Göteborg, confirmó hoy un caso de reinfección con el coronavirus; el primero en ese país, donde se sigue un modelo laxo de restricciones basado en la responsabilidad individual.

La persona afectada es una mujer de 53 años, que dio positivo en mayo y a la que, tras darse por superada la infección, se le volvió a verificar como un caso positivo de COVID-19 el pasado mes de agosto.

Lee también: Hombre es condenado a 30 años de cárcel por asesinar a su madre

Ante esa situación se ha tratado de esclarecer con sucesivos análisis si se trata del mismo contagio; esto ante la eventualidad de que pudiera no haberse recuperado realmente del primero.

Según el equipo médico, tras varias pruebas se ha descartado que se trate de la misma primera infección; debido a que las muestras indican claramente que es un nuevo contagio diferenciado.

Los médicos de esa universidad sueca advierten, además, que esta recaída en realidad no es tan sorprendente y que la posibilidad de reinfección existe en otros tipos de coronavirus hasta ahora conocidos.

Suecia ha seguido desde el inicio de la pandemia un camino propio y controvertido; la tasa de mortalidad del país ha sido muy superior a la de otros países nórdicos comparables.

Suecia y el coronavirus

Sus autoridades han favorecido las llamadas a la responsabilidad individual y se han limitado a “recomendar” determinadas precauciones.

Especialmente polémicas han sido algunas de las decisiones del epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública, Anders Tegnell, como defensor de esta estrategia laxa. En los últimos tiempos, las autoridades suecas han marcado pautas concretas de comportamiento, como pedir el aislamiento en casa de quienes convivan o hayan convivido con una persona infectada.

Desde el inicio de la pandemia se han verificado en Suecia 102 mil 407 casos de Sars-CoV-2 y un total de 5 mil 910 víctimas mortales.