Tecnologías que redefinen el futuro del trabajo | CRN Noticias
Contáctanos

Ciencia y Tecnología

Tecnologías que redefinen el futuro del trabajo

Para 2020, el 72,3% de los empleados trabajarán de manera remota y para 2025, el 75% de los trabajadores serán nativos digitales ¿Qué herramientas tenemos para el futuro del trabajo?

Publicado

el

La cuarta revolución industrial ha cambiado de manera radical la manera en cómo nos relacionamos, vivimos y trabajamos. El mundo laboral y las expectativas que tienen los empleados que, para 2025 serán, en un 75% nativos digitales, deberán ajustarse a una generación para la cual la formación y las relaciones con las personas a través de herramientas y plataformas de tecnología móvil es simplemente como se supone que el mundo opera, incluso en el trabajo. Y mientras en el pasado, la colaboración sucedía de forma presencial dentro de una sala de juntas o vía telefónica, ahora se ha materializado una nueva dinámica que obliga a las empresas a adaptarse. Hoy, mediante el teletrabajo, es posible colaborar en tiempo real con equipos ubicados en distintos espacios o ciudades en el mundo, desde entornos dinámicos que fomentan la creatividad y la innovación constante, y que permiten mantener un balance entre la vida personal y laboral.

“La tecnología ha llegado para cambiar nuestras vidas personales y profesionales. Por eso, el trabajo ya no es donde lo haces, es lo que haces. Con un enfoque flexible e inteligente, que promueva la movilidad y la colaboración, las empresas pueden mejorar el desempeño y construir relaciones de confianza con sus empleados para alcanzar una dinámica más saludable, feliz y eficiente” afirma Juan Francisco Escobar, especialista de soluciones para el lugar de trabajo moderno de Microsoft Centroamérica.

El nuevo entorno laboral requiere de trabajadores capaces de adaptarse a las nuevas tecnologías, el trabajo en equipo, las multitareas y los multidispositivos. De acuerdo con Frost & Sullivan, para 2020, tendremos en América Latina más de 2 mil millones de dispositivos conectados a la red (de los cuales cerca de 400 serán smartphones), lo que significa que tendremos en promedio más de tres dispositivos conectados por persona.

Por esta razón, las herramientas tecnológicas de la empresa deben estar construidas con el objetivo de impulsar la movilidad, la productividad y la colaboración, así como permitir a los empleados trabajar desde cualquier lugar. Decir “voy al trabajo”, haciendo referencia a un lugar físico ya no tiene sentido. Ahora uno “trabaja”, no “va al trabajo”. No es poca cosa lo que está en juego: cada vez más, los nativos digitales esperan y exigen la opción de trabajar de forma remota, flexible y colaborativa, algo que el 75 por ciento de ellos le gustaría hacer más. Las organizaciones deben estar preparadas para entender a la fuerza laboral que viene, y diseñar sus sistemas, procesos y lugares de trabajo para que sus organizaciones sean capaces de atraer y retener el talento que necesitarán, pue sólo las empresas entiendan, se adapten y respondan rápidamente serán capaces de contar a los mejores empleados y el mejor talento.

Colaboración

La colaboración se basa en habilitar el estilo único de trabajo de cada grupo o equipo, sin importar dónde se encuentren ubicados. De acuerdo con IDC, 72,3% de los empleados trabajarán de manera remota para 2020, lo cual destaca la importancia de impulsar la colaboración desde ahora.

Del lado de la tecnología, Microsoft cuenta en su herramienta Teams, con un espacio de trabajo virtual que impulsa la productividad y la colaboración de los equipos y reúne todo lo que necesitan: chats, reuniones, llamadas, archivos compartidos en línea y un sinnúmero de aplicaciones adicionales que están pensadas para ser adicionadas a la plataforma con un “clic”. Además, por medio de su integración con Office, se pueden utilizar las aplicaciones de Office dentro de Teams, para habilitar la colaboración, co-autoría de documentos y compartir archivos de manera sencilla y rápida 

Productividad

De acuerdo con el estudio The Future of Jobs[1] realizado por el Foro Económico Mundial, el Internet móvil, las tecnologías de nube, los avances en poder de cómputo y big data, el Internet de las cosas, plataformas peer-to-peer, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, son motores tecnológicos de cambio en el trabajo moderno.

A través de Office 365, la plataforma de productividad móvil para la fuerza de trabajo moderna, la colaboración y la productividad son impulsadas para cumplir con las necesidades de los empleados y las empresas. Office 365 conecta a la gente y permite compartir información desde cualquier lugar y en cualquier momento, habilita la flexibilidad y la movilidad con acceso a datos, comunicaciones en tiempo real, y a compartir y almacenar archivos en línea de una manera segura, y aprovecha Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático para ayudar a la gente a crear contenido de alto impacto, automatizando tareas rutinarias y mostrando información de valor a partir de datos.

Innovación

De acuerdo con la encuesta El futuro del trabajo que queremos, un diálogo global[2] realizada por la OIT en agosto del 2017, para el 56% de los jóvenes lo más importante al momento de evaluar un empleo es la calidad de la experiencia de trabajo. No es un reto menor: para 2025, el 75% de la fuerza laboral será nativa digital.

En Microsoft, la innovación está asociada, entre otros factores, a la diversidad. Los equipos de trabajo inclusivos y compuestos por una diversidad de miradas son esenciales para generar mejores ideas, desarrollar mejores productos, y ofrecer mejores experiencias para los empleados. Con el fin de cumplir con esta meta de ofrecer herramientas que sean accesibles para las personas con orígenes, idiomas, culturas y capacidades diferentes, Microsoft ha integrado tanto en Office como en Windows, características para traducir, subtitular, simplificar el acceso a las aplicaciones, y mejorar su uso para todas las personas, sin dejar a nadie atrás.

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Ciencia y Tecnología

¿Qué pasará con tus dispositivos Huawei ahora que Google y otros cortaron relaciones?

Publicado

el

Por

El hecho de que Google está cortando la mayoría de sus negocios con Huawei significa que la empresa china perderá instantáneamente el acceso a las actualizaciones para el sistema operativo móvil Android, que alimenta sus teléfonos inteligentes. Además, los futuros dispositivos Huawei con Android no podrán ofrecer servicios como Google Play Store ni aplicaciones como Gmail, Chrome y YouTube.

Para los dispositivos Huawei existentes, el acceso a Google Play Store, Play Protect y otras aplicaciones similares no se revocará, como se confirmó en una publicación en la cuenta oficial de Twitter de Android. Sin embargo, existen rumores de que los dispositivos Huawei existentes ahora están aislados de futuras actualizaciones de Android, lo que resultaría en que pierdan la certificación Play. Esto podría hacer, por ejemplo, que el uso del Huawei Mate 20 Pro en la versión beta de Android Q sea una opción arriesgada.

Huawei aún podrá utilizar Android Open Source Project (AOSP), que es la versión pública de código abierto de Android. Pero siendo que perdió acceso a las aplicaciones y servicios propietarios de Google, permanecer en Android no tendrá mucho sentido para la empresa.

La situación entre Huawei y Google llega en el peor momento, ya que el fabricante chino ha estado lanzando teléfonos inteligentes de primera categoría como el P30 Pro, el Mate 20 y el Mate 20 Pro. Aunque los teléfonos no están oficialmente a la venta en el Estados Unidos, muchos seguidores de la marca han podido importarlos.

HUAWEI SE DEFIENDE

Honor, compañía hermana de Huawei, dió a conocer esta declaración a Digital Trends el lunes temprano en la mañana: “Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android en todo el mundo. Como uno de los socios globales clave de Android, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria”.

Huawei asegura que continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios de postventa a todos los productos de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a nivel global. “Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible para proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios a nivel mundial”, dijo la compañía en su comunicado.

Pero pesea esas declaraciones, las cosas no se ven muy bien para la compañía china. A última hora de la tarde del domingo, se informó que varios fabricantes de hardware móvil también están cumpliendo con el gobierno de los Estados Unidos. Una serie de fabricantes de chips importantes, entre ellos, Qualcomm e Intel, supuestamente les han dicho a sus empleados que ya no suministrarán a Huawei.

Si bien Huawei crea sus propios procesadores para sus teléfonos inteligentes, la compañía aún requiere hardware de otros fabricantes. Sin embargo, Huawei ha estado acumulando chips antes de tal resultado, y según Bloomberg, la compañía había acumulado una reserva de tres meses antes de la prohibición.

Huawei ha estado trabajando en un sistema operativo móvil alternativo, según un informe del South China Morning Post del año pasado, ya que existía la preocupación de que la compañía perdería su licencia de Android de Google. El plan fue denominado “el peor de los casos”, pero parece que Huawei podría no tener más remedio que proceder en un futuro cercano.

El gobierno de los Estados Unidos se ha comprometido previamente con acciones similares contra otras compañías chinas, especialmente en la prohibición de ZTE el año pasado. Esa prohibición finalmente fue eliminada, lo que debería darle alguna esperanza a los fanáticos de Huawei, pero no es una garantía de que esta situación se resuelva de la misma manera. [Digital Trends]

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Retos para el futuro en el día mundial del Internet

Publicado

el

Por

  • La digitalización de la sociedad avanza con una velocidad enorme y los retos del país están en fortalecer elementos como el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial (IA)
  • En temas como el comercio electrónico y la ciberseguridad, México requiere de mayor inversión y participación de la población.

Guatemala, 17 de mayo de 2019. De acuerdo con el estudio Digital in 2018[1], elaborado por Hootsuite y We Are Social, el año anterior se determinó que la penetración del Internet en Centroamérica era del 61%, mientras que en el Caribe la cifra ascendía al 48%. En comparación, y según cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones, México llega al Día Mundial del Internet con un 88% de la población con acceso a internet, a redes de última tecnología y a banda ancha móvil. En el país norteamericano, solo 2% de la población no puede conectarse a internet por falta de cobertura.

Sin embargo, en el documento How’s Life in the Digital Age?[2], elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, se reporta que únicamente el 51% de los hogares mexicanos cuentan con acceso a banda ancha, mientras que menos del 40% de estudiantes en condiciones desfavorecidas reporta tener acceso a una computadora en su escuela[3].

Como empresa especializada en Tecnologías de la Información KIO Networks está convencida de que si bien aún queda camino por recorrer, la digitalización de la sociedad avanza con una velocidad enorme y los retos del país están en fortalecer elementos como el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial (IA). Estos avances tecnológicos son habilitadores naturales de eficiencia; la IA es transformadora en todos los sectores y todas las industrias, desde las aplicaciones de entretenimiento que saben qué película o serie recomendarnos basándose en nuestra selección, hasta la habilidad de almacenar grandes volúmenes de datos y desarrollar algoritmos para realizar predicciones, comportamientos de mercados, de consumo, etc.

Estos cambios y avances en el desarrollo y adopción de la tecnología también se han visto en Latinoamérica y el Caribe, aunque en diferentes niveles. A pesar de que el crecimiento de las conexiones de Internet a nivel global se redujo durante el 2019, datos de The Exclusive Internet Index 2019[4] indican que en Latinoamérica se ha visto un aumento del 7.2%, el cual la posiciona como la región geográfica con mayor crecimiento en esa área.

En temas como el comercio electrónico y la ciberseguridad, México requiere de mayor inversión y participación de las personas. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las transacciones electrónicas permanecen como una actividad poco común entre los usuarios de internet; en 2018, únicamente el 23.7% reportó hacer transacciones de este tipo, mientras que en países como Alemania o China, el porcentaje de internautas que utilizan el comercio electrónico es más del 80 por ciento. En tanto, las organizaciones en México son cada vez más propensas a ataques cibernéticos, por lo que es necesario estar mejor preparados, con la mejor tecnología y procesos para hacerle frente a esta situación.

Para 2024 se espera que la cobertura de internet llegue a 95% de la población, mientras que para 2022 el Big Data, el IoT y la IA pueden representar un mercado de 4,000 millones de dólares. En la medida en la que avance la tecnología y se capitalicen sus beneficios, elementos como el Machine Learning, las ciudades inteligentes o la singularidad tecnológica serán parte de la rutina diaria para hacer nuestras vidas cada vez más fáciles.

[1] https://wearesocial.com/blog/2018/01/global-digital-report-2018

[2]https://read.oecd-ilibrary.org/science-and-technology/how-s-life-in-the-digital-age_9789264311800-en#page160

[3] http://www.oecd.org/mexico/Skills-Outlook-Mexico-EN.pdf

[4] https://theinclusiveinternet.eiu.com/assets/external/downloads/3i-executive-summary.pdf

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Inteligencia Artificial, el futuro de las naciones

Publicado

el

Por

Para el investigador Sebastian Thrun, fundador de la empresa Kitty Hawk enfocada en desarrollar autos voladores, nos enfrentaremos al escepticismo de las futuras generaciones, “solo dirán lo ineficiente, riesgoso y agresivo al medio ambiente, cuando nos veíamos conduciendo autos”.

Es probable que ya nos enfrentemos a alguna mirada de incredulidad de cómo podíamos trabajar sin internet, sin asistentes de voz, sin aplicaciones que nos permiten transitar por las ciudades. La combinación de tecnología, procesamiento y correlación de enormes volúmenes de datos y continuo monitoreo de patrones es lo que ya se conoce como Inteligencia Artificial (IA) y -sin duda- se ha convertido en uno de los aspectos de mayor impacto y dinamismo ya aplicado, en el momento en que pensamos o pretendemos entender el futuro.

Si bien China y Estados Unidos son los países que están marcando la pauta sobre el uso y aplicaciones de IA en aspectos que ya moldean nuestra vida: comercio, compras en internet, atención predictiva a clientes, servicios financieros, servicios médicos de salud y muy variadas formas de entretenimiento; no son los únicos países que analizan, desarrollan e implementan nuevas soluciones y aplicaciones de esta plataforma algorítmica en servicios públicos, transporte, logística, salud o comercio.

José Fonseca – KIO Networks

Un ejemplo notable en el desarrollo de AI, es Tel Aviv (Israel): un punto de referencia pues ya es considerada una incubadora de talento en IA: no solo son las 140 nuevas empresas que se establecen anualmente enfocadas en cómo implementar esta tecnología. En esta ciudad ya se encuentran desarrollando circuitos de prueba para los autos voladores, con miras a convertirse en la primera ciudad en contar con este medio de transporte, totalmente eléctrico y sin necesidad de una certificación como piloto experimentado. Un sistema experto georeferenciado realiza prácticamente todo el trabajo de navegación.

Estonia es otro referente. A pesar de ser un país joven -con apenas 27 años de existencia- es considerado como el gobierno más digitalizado, literalmente un país virtual. Su sistema nació a partir de la necesidad de sobreponerse de la crisis posindependencia, lo que le ha permitido crear un estado democrático e innovador, que ha sabido aprovechar el potencial de la nube y procesos digitales, para la integración, cuidado y aplicación de datos para convertirla en una nación digital, en donde todas las áreas de interacción humana están asistidas por algoritmos de software.

Una de sus grandes propuestas es la implementación del proyecto “once only”, el cual parte de la premisa que un ciudadano está comprometido -una y sólo una vez- a dar sus datos personales, considerando que es obligación de las distintas dependencias e instancias gubernamentales almacenarlos, cuidarlos, intercambiarlos y utilizarlos conforme sea necesario, o de acuerdo con los diversos propósitos de la vida ciudadana, salud, movilidad, actividad económica, seguridad, etc.

Así, esta nación ubicada en el norte de Europa, con 1.3 millones de habitantes; -la primera en declarar el internet como un derecho humano-, ha logrado obtener una clara mejoría y equidad en el nivel de bienestar de sus ciudadanos.

El bienestar es uno de los elementos primordiales al momento de desarrollar soluciones. Un ejemplo es el del aeropuerto de Menorca en España, con su proyecto piloto para automatizar los procesos de identificación de los pasajeros con sistemas biométricos de reconocimiento facial, con lo que se podría omitir el uso del pasaporte, además de optimizar los tiempos en los filtros de seguridad y de abordaje.

¿Y en Latinoamérica? La región tiene buenas expectativas, se calcula que la adopción de distintas soluciones de IA repercuta en el crecimiento de hasta 4.5% del PIB anual de la zona, según el estudio del Centro de Implementación de Políticas Públicas para el Crecimiento y la Equidad (CIPPEC) sobre “Inteligencia Artificial y Crecimiento Económico: Oportunidades y Desafíos para América Latina”.

México se incorporó en 2018 al grupo Digital 9 o D9, que contempla a los gobiernos más digitalizados a nivel global, junto con Estonia, Israel, Nueva Zelanda, República de Corea, Reino Unido, Portugal, Uruguay y Canadá, todos con el objetivo común de compartir mejores prácticas para identificar cómo proveer el mayor bienestar, equidad e igualdad de género a sus comunidades.

Aún es incierto el alcance e impacto de la IA en el futuro. Lo cierto es que cada vez son más los países interesados en su dimensión social para alcanzar mejores coberturas en sistemas prioritarios como sanidad, inclusión financiera, despliegue acelerado de la cultura y educación, prevención de riesgos, acceso a servicios gubernamentales, difusión cultural, uso y cuidado eficiente de recursos naturales, etc., para aplicarlos a un mayor bienestar dentro de ciudades y comunidades inteligentes asistidos por IA.

Estamos ante un nuevo paradigma que está siendo aplicado en todos los ámbitos de la actividad humana y crea un nuevo modelo para el mundo. La infraestructura digital y la Inteligencia Artificial son piezas fundamentales clave que los países están considerando absolutamente estratégicas para su prosperidad sostenible.

Quizá en el futuro también miremos con incredulidad aquella época en que no teníamos la forma de procesar inimaginables volúmenes de información que nos permitieran anticipar una enfermedad, predecir un evento de riesgo, incluir a toda una sociedad equitativa e igualitariamente, movernos más seguros y rápidos, eliminar todo desperdicio, distribuir homogéneamente todos los servicios y cuidar nuestro valiosísimo entorno.

Los caminos de la infraestructura digital y la Inteligencia Artificial se enfocan en construir una mejor calidad de vida para todos, donde el ser humano es asistido por algoritmos especialistas de Inteligencia Artificial, que le apoyarán en un sin fin de tareas, tal como alguna vez las máquinas de la revolución industrial lo hicieron.

Continuar Leyendo

Tendencia