Un terremoto de magnitud 5,6 en Indonesia dejó al menos 62 muertos y centenares de heridos. Esto en la provincia de Java Occidental, la más poblada del país con casi 50 millones de habitantes. Así lo informaron las autoridades.

Así lo confirmó Agencia Nacional para la Gestión de Desastres (BNPB, en indonesio), que fue actualizando a lo largo del día la cifra de muertos y heridos.

Lee también: México deporta a más de 100 guatemaltecos vía terrestre

El portavoz del gobierno de Cianjur, Adam, indicó que la mayoría de las víctimas fallecieron en el hospital Sayang de esa municipalidad. En el centro hospitalario se sitúa el epicentro del sismo en Java Occidental.

En medio del caos y el miedo ante los corrimientos de tierra y víctimas atrapadas entre los escombros, las autoridades esperan que el número de muertos aumenten conformen pasan las horas.

El jefe administrativo de Cianjur, Herman Suherman, señaló que los temblores han dejado a alrededor de 700 heridos, según declaraciones a los medios locales.

“Las víctimas siguen llegando de muchas zonas. Alrededor de 700 personas resultaron heridas”, declaró Suherman a la emisora televisiva Kompas TV.

El terremoto en Indonesia deja obstruidas las carreteras

Agregó que, debido a los estragos causados por el terremoto, muchas vías y carreteras de la región están cerradas. Algunas estaciones de distribución de energía quedaron afectadas, lo que provocó cortes de electricidad en varias localidades.

Tras el sismo inicial, la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica (BMKG) registró 25 réplicas en tan solo dos horas.

En vídeos divulgados por las autoridades locales es posible ver decenas de personas. Algunas inconscientes, recibiendo cuidados médicos y siendo trasladadas en ambulancias.

Asimismo, las imágenes muestran a varias propiedades e instalaciones dañadas. Mientras que algunas viviendas quedaron totalmente destruidas por el temblor. Este que llegó a ser sentido en la capital, Yakarta.

El impacto del terremoto causó daños graves en al menos 343 casas. También en un internado islámico sufrió graves daños, mientras que el hospital Cianjur sufrió daños moderados.

Se registraron estragos también en por lo menos cuatro edificios gubernamentales, tres escuelas, una iglesia y varios comercios locales, de acuerdo al último balance oficial.