El Tribunal Supremo Electoral –TSE- convocó a los partidos para que inicien el proceso para el pago de la deuda política. El Estado desembolsará alrededor de Q80 millones a las agrupaciones que consiguieron el 5 % de los votos en las elecciones pasadas.

Para el cálculo se tomará como base la cantidad de votos que sea mayor entre la elección para los cargos de presidente y vicepresidente o de diputados al listado nacional. En las pasadas elecciones el binomio de Vamos, Alejandro Giammattei y Guillermo Castillo recibió 1 millón 900 mil votos.

Lee también: PNC captura a madre e hijo que prostituían a menor de 15 años

El TSE canceló a las agrupaciones Fuerza, Mi País, Encuentro por Guatemala, Convergencia, Libre, Avanza y Unidos por no alcanzar el 5 % de los votos. Por ser cancelados no recibirán el pago de la deuda política.

Alrededor de Q80 millones

Los partidos políticos que se mantienen vigentes recibirán financiamiento público por un monto cercano a los Q80 millones durante los próximos cuatro años. Esto lo establece la Ley Electoral y de Partidos Políticos –LEPP-.

Dicha ley señala que el Estado contribuirá al financiamiento de los partidos a razón del equivalente en quetzales de US$2 de los Estados Unidos por cada voto legalmente emitido a su favor. El pago se hará si la organización obtuvo no menos del 5 % del total de sufragios válidos durante las elecciones generales.

Al financiamiento tienen derecho los partidos que no lograron el 5 % del total de votos válidos, pero que ganaron al menos una diputación al Congreso.

EntreCultura 146

Ciudades

Nacional