Una manada de 65 elefantes salvajes ha deambulado por caminos y carreteras durante una semana hasta que las autoridades consiguieron este miércoles que vuelvan a la selva de la reserva natural donde viven en la zona central de Tailandia.

El jefe del subdistrito de Thakdradan en la provincia de Chahoengsao, Thapthawee Kulsaree, explicó hoy a Efe que los elefantes se salieron de la reserva natural Khao Ang Rue Nai la semana pasada y llegaron hasta la vecina provincia de Prachinburi.

Lee también: 17 personas murieron en China en el incendio de un restaurante

“Esta mañana bloqueamos la carretera para que los elefantes volvieran a la selva. (…) Nos llevó cerca de media hora”, explicó Thapthawee, que compartió imágenes de vídeos de seguridad donde se puede ver a la manada cruzando la carretera.

El responsable local indicó que hay barreras para evitar que los paquidermos se salgan del bosque, pero estos las rompen a menudo en esta provincia al este de Bangkok.

“Uso mi dinero personal para instalar cámaras de seguridad que a menudo capturan imágenes de elefantes en la carretera”, aseguró Thapthawee.

Elefantes invaden áreas de cultivos en busca de alimentos

En los últimos años se ha registrado numerosas invasiones de las áreas de cultivos de vegetales y frutas silvestres por parte de elefantes salvajes. Esto en búsqueda de alimento, que muchas veces resultan en encontronazos y ataques contra los seres humanos.

El Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas calcula que entre 3 mil 168 y 3 mil 483 elefantes salvajes viven en los santuarios, parques nacionales y reservas naturales de Tailandia. Es una población que “viene creciendo” paulatinamente. Sin embargo, pero aún se ubica muy por debajo de los 300 mil paquidermos que poblaban el país hace más de un siglo.

Se estima además una población similar de elefantes domésticos en el país asiático. La mayoría de ellos utilizados en parques en espectáculos destinados a turistas.