Encargados del Área de Salud de Quetzaltenango han indicado que unas 12 mil vacunas contra el COVID-19 de Sputnik V están por vencerse a finales de febrero próximo; y la acumulación se debe a que la mayoría de ciudadanos aún muestran renuencia a vacunarse con este biológico de producción rusa.

Alicia Pérez Gálvez, del departamento de enfermería de la citada institución, manifestó que existen suficientes vacunas para atender a la población, no obstante, rechazan la Sputnik V. Si no se usan antes de finalizar el próximo mes, alrededor de 12 mil caducarán y causarán pérdidas al estado de Guatemala.

Lee también: Casos de COVID-19 en Guatemala suben más de 300 % en 15 días

Las autoridades de Salud Pública, en Xela, detallaron que aún tienen tiempo para hacer uso de las vacunas porque ahora hay jornadas más extensas; esto para que la población pueda asistir y aplicarse algún biológico porque la desinformación causó que la población manifestara dudas.

Fallaron en la cadena de enfriamiento

En Quetzaltenango ya se registró un caso donde se perdieron mil 800 unidades de vacunas de Moderna. La causa fue por un fallo en la cadena de enfriamiento donde permanecían los biológicos, esto se registró en el municipio de El Palmar, Quetzaltenango, en diciembre último.

En el departamento, las autoridades de salud cuentan con 135 mil dosis contra el COVID-19 que vencen en el 2023, y han hecho un llamado a la población para que se acerquen a los distintos centros a recibir la vacuna.